Familias boricuas afectadas por falta de fondos