Cambio Climático

Pajáros toman vuelo ante el cambio climático

El cambio climático está amenazando los hábitats y la existencia de cientos de especies de aves en Norteamérica, incluyendo a la Codorniz Californiana.  

Pájaro estatal: codorniz de California

SAN DIEGO- Las aves como grupo son particularmente sensibles al cambio climático y se sabe que se adaptan a las amenazas del hábitat cambiando sus ubicaciones. Pero el cambio climático está ocurriendo más rápido que en cualquier otro momento de la historia evolutiva, y gran parte del territorio de los Estados Unidos está desarrollado un ambiente que no es hospitalario para la vida silvestre.  

Investigadores de la Sociedad Nacional Audobon encontraron que la mayoría de las especies de aves se enfrentan a múltiples amenazas climáticas. La investigación sirve como un importante recordatorio de que el cambio climático no sólo está afectando a especies de aves raras o en peligro de extinción, sino que está afectando a las aves icónicas y familiares que representan nuestros estados y a menudo aparecen en nuestros propios patios y parques vecinales.

Los científicos de Audubon  estudiaron los riesgos para 544 aves norteamericanas derivados de las amenazas del cambio climático, incluyendo el aumento del nivel del mar, el cambio del nivel del agua en los Grandes Lagos, el desarrollo de terrenos y los fenómenos meteorológicos extremos. Usando este conjunto de datos, el equipo de Climate Central examinó cómo le ha ido a aves estatales en 47 estados y el Distrito de Columbia y esto fue lo que se encontró:

  • La Codorniz Californiana se ve amenazada por los incendios y el calor extremo durante la primavera.
  • Las aves que representan a Luisiana (Brown Pelican), Maryland (Baltimore Oriole) y el Distrito de Columbia (Wood Thrush) se enfrentan a cinco amenazas a su hábitat a raiz del cambio climático.
  • El ave estatal de Georgia, el Brown Thrasher, se enfrenta a cuatro amenazas, al igual que el Scissor-tailed Flycatcher de Oklahoma.
  • A lo largo del año, las aves estatales de 19 estados enfrentan tres amenazas climáticas simultáneas, y en otros 22 estados, las aves estatales se enfrentan a dos amenazas climáticas.
  • Se proyecta que el Willow Ptramigan de Alaska y el Ruffed Grouse de Pensilvania perderán gran parte de su área de distribución, lo que significa que están cambiando dónde normalmente se reproducen y encuentran hábitat. Bajo un escenario de calentamiento de 3,0°C tendrán dificultades para sobrevivir en los estados que ahora representan.
Mapa de los Estados Unidos que muestra las primaveras mas calidas

Las olas de calor pueden afectar directamente a las aves, matando polluelos y causando  estrés por calor a las aves adultas. Pero también pueden afectar la reproducción, el tiempo de apareo y los patrones de migración. Del mismo modo, las sequías pueden conducir a menores tasas de reproducción y supervivencia. Las fuertes lluvias pueden desalojar nidos e inundaciones, matar polluelos o dejarlos vulnerables a los depredadores. Es probable que el aumento del nivel del mar inunde los sitios que las aves que anidan en la costa utilizan para reproducirse y puede afectar negativamente a los humedales y pantanos que actúan como viveros para aves vadeantes y aves acuáticas. Y aunque cualquiera de estas amenazas puede independientemente afectar a la población de aves, su influencia combinada podría alterar drásticamente las poblaciones y la biodiversidad del ecosistema. 

Las especies que dependen de fuentes de alimentos o hábitats más específicos se enfrentan a las mayores amenazas. Por ejemplo, las aves que prosperan en los bosques boreales se encuentran entre las más vulnerables, ya que estos ecosistemas se afectan negativamente por temperaturas cálidas. Tal vez no es sorprendente saber que les ha ido mejor a aves con dietas más flexibles y que se han adaptado mejor a la urbanización. Muchas de estas aves ya visitan nuestros patios y barrios urbanos. 

Contáctanos