Tormenta invernal vuelve a arropar a Nueva Inglaterra