Las medidas de la Acción Ejecutiva

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El primer paso para triunfar: aprender inglés
    Getty Images
    Once presidentes, seis de ellos republicanos, han utilizado el poder de la acción ejecutiva para temas de inmigración.

    HOUSTON - El presidente Barack Obama anunció este jueves las medidas en materia de inmigración más agresivas tomadas por el gobierno federal en más de 20 años y que permitirán la suspensión temporal de la deportación de cerca de cinco millones de personas.

    Obama presentó lo que llamó Acción Ejecutiva de Responsabilidad por la Inmigración que contempla tres grandes temas en los cuales se basarán las acciones emprendidas por el Ejecutivo.

    El primer gran tema y el que mayor impacto tendrá sobre la comunidad inmigrante, sin documentación legal para vivir en el país, tiene que ver con la creación de un Programa de Acción Diferida para los padres que tengan hijos o residentes permanentes y que no están incluidos en las listas prioritarias de deportación y que, además, han vivido en el país por más de cinco años.

    Es decir, que toda persona para ser acogida a este beneficio deberá pasar un examen de antecedentes penales que determine que no tiene deudas pendientes con la justicia. Al pasar esta revisión de antecedentes, el solicitante obtendrá un permiso de trabajo por tres años. “Las personas podrán salir de las sombras y ajustarse a la ley”, dijo Obama.

    Para ello, además del análisis de antecedentes, deberán pagar impuestos.

    “Todo lo que estamos diciendo es que no lo vamos a deportar, nada más”, enfatizó Obama.

    Lee aquí la hoja informativa de la Casa Blanca acerca de los cambios.

    Otra de las medidas clave es la ampliación de la Acción Diferida para los llamados Dreamers.

    La orden de Obama amplía la fecha bajo la cual los dreamers pueden aplicar a los beneficios de obtención de permiso de trabajo y suspensión de las órdenes de deportación. A partir de este anuncio los beneficios de esta medida cobijarán a quienes fueron traídos al país antes del 1 de enero de 2010 (casi tres años más en comparación con el proyecto original) independientemente de la edad que tengan.

    Hoy en día, a esa medida sólo pueden acceder menores de 30 años que hayan entrado antes del 15 de junio de 2007.

    La segunda gran medida anunciada por el presidente Obama es la asignación de más recursos económicos y humanos para la protección de la frontera, la simplificación de los proceso de deportación en las cortes de inmigración y la protección de víctimas de delitos como el tráfico de personas y la violación de los derechos laborales.

    El tercer gran tema tiene que ver con lo que el presidente Obama llamó un cambio en el énfasis de la política de deportaciones.

    Las medidas de la Acción Ejecutiva contemplan la concentración en la deportación de personas que tienen deudas pendientes con la justicia y que afectan la seguridad pública, de la frontera o la nacional. Para ello el gobierno acaba con el programa de Comunidades Seguras existente y crea el Programa de Aplicación Prioritaria de la Ley que se concentra en delincuentes y criminales en procesos más expeditos.

    Un capítulo importante de las medidas contempladas dentro de la Acción Ejecutiva tiene que ver con la simplificación de los procesos de inmigración de personas que están en trámite de obtener su residencia legal basada en habilidades y conocimientos en áreas como las ciencias, tecnología, ingenierías y matemáticas.