Fanáticos en Boston apoyan a los Red Sox