Antiguo mafioso es sentenciado a cadena perpetua luego de 25 años

Su mejor amigo Flemmi testificó contra él

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Ayuda a luchar contra el cáncer del seno

    Un antiguo jefe de la mafia de Nueva Inglaterra fue sentenciado a una vida en la cárcel el jueves. Este había sido convicto por asesinar a un propietario de una discoteca en 1993.

    Francis Salemme, de 85 años de edad, también conocido como “Cadillac Frank,” y su codemandado, Paul Weadick, fueron encontrados culpables en junio por haber asesinado a Steven DiSarro con el propósito de detener que hablara con las autoridades.

    Salemme era el jefe de la familia de Nueva Inglaterra de La Cosa Nostra a principios de la década de 1990.

    El cuerpo de DiSarro no fue encontrado hasta el 2016, cuando las autoridades recibieron una pista de que el cuerpo estaba detrás de un edificio en Providence, Rhode Island.

    El abogado estadounidense Andrew Lelling le dijo a los periodistas en junio que la condena de Salemme termina con un "capítulo largo y oscuro" en la historia de Boston.

    La familia de la víctima expresó su sufrimiento por la espera de explicar algo inexplicable por 25 años.

    Los miembros del jurado encontraron culpable a Salemme en el asesinato de DiSarro luego de cuatro días de deliberaciones en un caso que sirvió como una retrospectiva a los días en que La Cosa Nostra era una fuerza a tener en cuenta en Nueva Inglaterra.

    Weadick también fue convicto de asesinato de un testigo federal. Ambos estarán en cadena perpetua.

    Steve Boozang, el abogado de Salemme dijo que estaba sorprendido del veredicto. Boozang añadió que el mejor amigo de Salemme, Stephen “The Rifleman” Flemmi, no fue sincero frente al jurado.

    Salemme ya era un sospechoso de la muerte de DiSarro, pero no fue hasta que encontraron sus restos en el 2016 que pudieron confirmarlo. El dueño del molino le dijo al FBI sobre los restos luego de ser acusado en un caso federal de drogas.

    Los fiscales dijeron que Salemme había matado a DiSarro, porque Salemme temía que el dueño de la discoteca cooperara con las autoridades que investigaban al mafioso.

    Flemmi le dijo al jurado que se había encontrado con el asesinato cuando entró en la casa de Salemme buscándolo a él. Flemmi dijo que vio al hijo de Salemme estrangulando a DiSarro mientras Weadick sostenía los pies del dueño de la discoteca y Salemme estaba a su lado. El hijo de Salemme murió en 1995.

    La discoteca de DiSarro, The Channel, estaba bajo investigación por Salemme estar involucrado con el negocio. Justo antes de la muerte de DiSarro, el FBI le dijo que estaba a punto de ser acusado y que debería cooperar con el gobierno en contra de la familia Salemme.

    Los abogados de Salemme y Weadick acusaron a Flemmi de haber mentido para salir de prisión antes de morir. Flemmi está cumpliendo cadena perpetua por matar a 10 personas, además tiene la mala fama de ser socio del mafioso James “Whitey” Bulger. Sin embargo, fue un importante testigo en el juicio de Bulger en el 2013.

    Salemme había admitido haber cometido muchos otros asesinatos. También cooperó con el gobierno después de enterarse de que Bulger y Flemmi habían estado informando al FBI a sus espaldas. A cambio, el gobierno cortó su sentencia por una convicción de crimen organizado en 1999 y entró al programa de protección de testigos.

    Fue expulsado de la protección de testigos en el 2004 cuando fue acusado de mentir a los investigadores por sugerir que otro mafioso mató a DiSarro, pero luego se le permitió regresar bajo la protección del gobierno.

    Salemme vivía en Atlanta bajo el nombre de Richard Parker cuando se encontraron los restos de DiSarro. Fue arrestado más tarde ese año en un hotel de Connecticut con más de $28,000 dólares en efectivo esparcidos en bolsas por toda la habitación.