Espectadores desafían la lluvia en Maratón de Boston