Masacre en Las Vegas

Masacre en Las Vegas

EEUU prohíbe el uso de los aceleradores de disparos

Los artefactos se utilizan para aceleran la capacidad de disparo de armas semiautomáticas.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Gobierno Federal prohibirá dispositivos para armas

    El movimiento se da más de un año después de la masacre en Las Vegas.

    (Publicado martes 18 de diciembre de 2018)

    El Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció el martes la prohibición de los dispositivos que aceleran la capacidad de disparo de las armas semiautomáticas.

    El fiscal general en funciones de EEUU, Matthew Whitaker, anunció que el Departamento de Justicia enmendó las regulaciones del Buró de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés), con el fin de incluir los modificadores de armas en la definición de ametralladora.

    Cómo funciona el dispositivo para armas que usó el autor de masacre en Las Vegas

    [TLMD - LV] Cómo funciona el dispositivo para armas que usó el autor de masacre en Las Vegas

    Tras la investigación y revisión de las armas usadas, las autoridades descubrieron que el tirador uso los "bump stocks" para que sus armas semiautomáticas dispararan más rápido.

    (Publicado martes 18 de septiembre de 2018)

    "Estamos siguiendo fielmente el liderazgo del presidente (Donald) Trump al dejar en claro que los 'bump stocks' (modificadores de armas), que convierten armas semiautomáticas en ametralladoras, son ilegales", afirmó Whitaker en un comunicado, y anticipó que seguirán retirando las armas ilegales de las calles.

    La norma estipula que todo tipo de mecanismo que permita acelerar la capacidad de disparo de una arma para que inicie un ciclo continuo de disparos sea considerado ilegal bajo la ley federal.

    La medida dará un plazo de 90 días a partir de su publicación oficial para que sean entregados o destruidos los mecanismos denominados "bump stocks", cuyo uso se dio a conocer tras un tiroteo ocurrido el año pasado en Las Vegas en el que perdieron la vida al menos 58 personas.

    El 1 de octubre de 2017, Stephen Paddock empleó uno de estos mecanismos para disparar nueve balas por segundo desde la ventana de un hotel contra centenares de asistentes a un concierto en La Vegas, en el que además resultaron heridas más de 850 personas.

    En marzo pasado, el Departamento de Justicia había presentado una propuesta de regulación para prohibir los "bump stocks".

    Estos artefactos pueden incorporarse en las culatas de los fusiles semiautomáticos para poder abrir fuego de manera completamente automática.

    Ya en febrero de este año el presidente estadounidense, Donald Trump, había ordenado a su gobierno desarrollar medidas para "prohibir todos los dispositivos" que pueden colocarse en las armas semiautomáticas para que disparen más rápido.

    Después del tiroteo en Las Vegas, la Casa Blanca afirmó que daba "la bienvenida a un debate" sobre la posibilidad de restringir la venta de los "bump stocks", dado que las armas automáticas están prohibidas en Estados Unidos y esos mecanismos permiten simularlas.