Trump visita a las zonas afectadas por los incendios

"Creo que la gente tiene que ver esto realmente para entenderlo", dijo el mandatario.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Trump visita a las zonas afectadas por los incendios

    Las autoridades locales informaron el viernes que los desaparecidos en el gigantesco incendio que quema desde hace más de una semana el norte de California ya superan el millar, a la vez que la cifra de muertos junto al otro fuego que arde en el sur del estado ascendió a 74. (Publicado sábado 17 de noviembre de 2018)

    Desde las cenizas de una casa móvil en un parque de casas rodantes, el presidente Donald Trump dijo este sábado que visitó el corazón del incendio forestal de California para captar plenamente la magnitud de la desolación producida en el paisaje.

    "Vamos a tener que trabajar rápido. ... Espero que este sea el último de estos porque fue realmente muy malo ", dijo el presidente, de pie en medio de los cimientos de las casas y del acero retorcido de los autos derretidos.

    "Creo que todo el mundo ha visto la luz y no creo que tengamos esto de nuevo hasta este punto", dijo Trump en Paradise, la ciudad que quedó en gran parte destruida por un incendio forestal el 8 de noviembre y que el mandatario calificó de "este monstruo".

    Durante su visita, Trump prometió que la mejora de las prácticas de manejo forestal disminuirá los riesgos futuros. La declaración evocó su reacción inicial ante el incendio, el peor en la historia de California, en el que parecía culpar a los funcionarios locales y hasta amenazó con quitarles fondos federales.

    Norte de California: 71 muertos y más de mil desaparecidos

    Norte de California: 71 muertos y más de mil desaparecidos

    De acuerdo con los cálculos más recientes, el "Camp Fire" ha quemado más de 12,000 estructuras y ha arrasado 146,000 acres.

    (Publicado viernes 16 de noviembre de 2018)

    Horas más tarde y cientos de millas al sur, Trump encontró signos similares de devastación en el cónclave costero de Malibú, una de las áreas del sur de California devastada por los incendios forestales. 

    Al menos 71 personas murieron en el norte de California, y las autoridades están tratando de localizar a más de 1,000 personas, aunque no todas se creen desaparecidas. Más de 5,500 bomberos combatían el incendio que cubría 228 millas cuadradas y estaba contenido en un 50%, dijeron las autoridades.

    Con un sombrero de camuflaje "USA", Trump miró solemnemente la devastación en Paradise. "Creo que la gente tiene que ver esto realmente para entenderlo", dijo.

    Posteriormente, el presidente recorrió un centro de operaciones, se reunió con los comandantes de respuesta y elogió el trabajo de los bomberos, la policía y los representantes de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias.

    "Nunca hemos visto nada como esto en California", dijo. "Es una devastación total".

    Trump tomó un tour en helicóptero en ruta a Chico antes de recorrer Paradise. Una cubierta completa de neblina y el olor a humo saludaron al presidente al llegar a la Base de la Fuerza Aérea Beale, cerca de Sacramento.

    "Están luchando y luchando como el infierno", dijo Trump sobre los bomberos.

    Se comprometió a que Washington haría su parte al acudir en ayuda del estado e instó al líder republicano de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy de California, un aliado de Trump y visitante frecuente de la Casa Blanca, a "venir a la oficina" para ayudar a garantizar los fondos necesarios. 

    California: algunos evacuados regresan a sus casas

    California: algunos evacuados regresan a sus casas

    La cifra de muertes en el sur del estado se mantuvo en dos.

    (Publicado lunes 12 de noviembre de 2018)

    Cuando se le preguntó en Paradise si ver la devastación histórica, que se extendía por millas y dejaba barrios destruidos y campos quemados, modificó su opinión sobre el cambio climático, Trump respondió: "No".

    El presidente ha expresado durante mucho tiempo el escepticismo sobre el impacto del hombre en el clima del planeta y se ha mostrado reacio a culpar de los desastres naturales a una tierra que se calienta por el aumento de la frecuencia e intensidad.

    Para Trump, fue un día para consolar a un estado afligido por tragedias gemelas, incendios forestales en el norte y sur de California, y la masacre tiroteo del 7 de noviembre al norte de Los Ángeles.

    Trump dijo que se reuniría con personas afectadas por el tiroteo en el Borderline Bar & Grill en Thousand Oaks antes de regresar a Washington. Se esperaba que en esa reunión no entrarían los reporteros.

    Trump ha luchado durante mucho tiempo para transmitir empatía a las víctimas de desastres nacionales y tragedias. Su primera reacción a los incendios se produjo en un tweet la semana pasada que provocó críticas.

    “No hay razón para estos incendios forestales masivos, mortales y costosos en California, excepto que la gestión forestal es muy deficiente. "Miles de millones de dólares se dan cada año, con tantas vidas perdidas, todo debido a la mala gestión de los bosques", escribió.

    Incendios causan miles de evacuaciones en California

    Incendios causan miles de evacuaciones en California

    Los siniestros forestales arrasan acres tanto en el norte como en el sur del estado.

    (Publicado viernes 9 de noviembre de 2018)

    Después de la reacción negativa a su respuesta, Trump cambió su postura, expresando palabras de aliento para los bomberos y de simpatía para las víctimas.

    El presidente Donald Trump visitó este sábado las zonas afectadas por el incendio más mortifero en la historia del país en un siglo. El presidente llegó a una base de la Fuerza Aerea en el norte de California, acompañado por el gobernador Jerry Brown y su sucesor Gavin Newsom.  

    Brown y Newsom dieron la bienvenida a la visita de Trump y declararon que es hora de "unirse para la gente de California".

    El llamado incendio “Camp fire” que comenzó el 8 de noviembre casi arrasó por completo a la pequeña ciudad de Paradise, con una población de 27,000, y dañó gravemente a las comunidades cercanas de Magalia y Concow. Tambien destruyó más de 9,800 hogares y en su altura desplazó a 52,000 personas.

    El humo del fuego ha continuado sofocando el Área de la Bahía, lo que ha llevado al monitoreo de la calidad del aire—cayendo a el “peor del mundo”, según PurpleAir, un app que califica la calidad de aire a nivel mundial.

    El tour del presidente también incluía reunirse con líderes locales sobre la grave situación y hablar con los equipos de rescate, y luego se esperaba que viajara al sur del estado para visitar a las víctimas del tiroteo en Borderline, un bar de música country.

    "Espero estar con nuestros valientes Bomberos, Equipos de rescate y @FEMA, junto con las muchas personas valientes de California. Estamos con ustedes todo el camino, ¡Dios los bendiga a todos!" Trump tuiteó mientras se dirigía hacia la costa oeste en Air Force One.