Atlanta

Por un supuesto altercado, hombre balea a tres personas; policía lo frena y hiere

Los cuatro heridos, incluido el pistolero, fueron hospitalizados; dos de ellos son reportados en condición crítica.

TELEMUNDO 62

Un pistolero disparó a tres personas en una zona de restaurantes en el centro de Atlanta antes de ser baleado por la policía el martes por la tarde, según las autoridades.

Se espera que las cuatro personas heridas en el patio de comidas del Peachtree Center sobrevivan, incluyendo el sospechoso, explicó el jefe de la policía de Atlanta, Darin Schierbaum.

MANTENTE INFORMADO

icon

Mira sin costo Telemundo Nueva Inglaterra, 24/7, donde quiera que estés.

icon

Recibe las noticias locales y los pronósticos del tiempo directo a tu email. Inscríbete para recibir newsletters de Telemundo Nueva Inglaterra aquí.

En una conferencia de prensa, el alcalde Andre Dickens elogió al agente que hirió al tirador.

“Si no hubiera estado allí, las cosas podrían haber ido a peor", afirmó Dickens.

El Peachtree Center es un complejo de torres de oficinas con un centro comercial subterráneo, situado a unas calles de varios hoteles que dan servicio al concurrido negocio de las convenciones en Atlanta.

El tiroteo ocurrió alrededor de las 14:15 horas, apuntó Schierbaum.

Las tres personas baleadas por el sospechoso eran un hombre de 47 años de Grayson, una mujer de 69 de East Point y otra de 70 de Atlanta, agregó el jefe de la policía.

El tirador, un hombre de 34 años de Morrow, justo al sur de Atlanta, tuvo un “breve altercado" con una de las víctimas, sacó un arma y le disparó antes de alcanzar a otras dos personas, contó Schierbaum. No estuvo claro de inmediato si el agresor conocía a las víctimas.

Los cuatro heridos fueron trasladados a hospitales y dos de ellos están en estado crítico, de acuerdo con Schierbaum.

Un policía de Atlanta fuera de servicio, que estaba trabajando como agente de seguridad en la zona de restaurantes, se enfrentó al hombre y le disparó, hiriéndolo. El agente “actuó con decisión, se puso en peligro y terminó con una amenaza para la comunidad”, afirmó Schierbaum, que añadió que las cámaras del centro comercial grabaron el tiroteo y la respuesta.

El sospechoso había sido arrestado en múltiples ocasiones en el pasado y estuvo en prisión por robo a mano armada. Debido a esa condena, no podría tener un arma, dijo Schierbaum.

La Oficina de Investigación de Georgia está analizando las circunstancias que rodearon al tiroteo, una práctica habitual en el estado cuando un policía dispara a alguien.

El tiroteo ocurrió el 1 de mayo en Fort Worth. A las afueras, cinco de seis heridos eran menores. 

Tras el incidente, una multitud se congregó en una intersección próxima, muchos preguntándose qué había pasado. Varias cuadras de la calle Peachtree fueron acordonadas mientras oficiales de la policía y bomberos llegaban a la zona. En las inmediaciones del perímetro, los guardias de seguridad de hoteles y de la principal biblioteca de la ciudad estaban en alerta.

Elizabeth Ingram, de Atlanta, contó que salía de la sala de descanso del Chick-fil-A donde trabaja cuando escuchó los primeros disparos. Su jefe la empujó de nuevo dentro de la sala y se tiró al piso con otros compañeros de trabajo.

“Nos relajamos por un minuto y después escuchamos más disparos”, dijo. “Así que regresamos de inmediato”.

Ingram dijo que vio personas que estaban siendo trasladadas en camillas.

“Uno nunca sabe lo que puede ocurrir”, dijo. “Solo sucedió de repente. Fue tan espantoso que pensé que nunca volvería a casa con mi hijo, y eso me asustó. Mi corazón latía muy rápido”.

Derechos de autor AP - Associated Press
Contáctanos