Bísness School

Este joven latino pasó de ser profesor a fundar una empresa multimillonaria. Mira cómo lo hizo

Telemundo

A veces la vida da tantas vueltas que uno nunca sabe en dónde va a terminar.

Este fue el caso para Mario Carrasco, quien en su vida pudo haberse imaginado que de ser un profesor de inglés pasaría a ser el fundador de una empresa multimillonaria en Estados Unidos.

MANTENTE INFORMADO

icon

Mira sin costo Telemundo Nueva Inglaterra, 24/7, donde quiera que estés.

icon

Recibe las noticias locales y los pronósticos del tiempo directo a tu email. Inscríbete para recibir newsletters de Telemundo Nueva Inglaterra aquí.

Carrasco es el fundador de ThinkNow, una empresa de investigación de mercados multiculturales que ayuda a varias compañías a entender sus productos y cómo comercializarlos adecuadamente.

Tras su fundación en el 2011, ThinkNow ahora cuenta con más de 50 empleados en países como Estados Unidos, México e India y es una de las empresas de investigación de mercados más grandes del país.

Pero, ¿cómo es que Carrasco logró darle a su vida un giro de 180 grados? Según él, todo habría comenzado con una simple búsqueda en Google.

Amor a las letras

Carrasco creció en el área de Los Ángeles, California, con padres mexicanos, quienes desde chico lo presionaron para que siguiera una carrera en ingeniería o derecho.

"Mis padres, con mucha razón, querían que me dedicara a algo que me permitiera mantenerme", explicó Carrasco.

Pero a pesar de sus deseos, Carrasco encontró su pasión en la lectura y luego se enfocó en estudiarla en el colegio y la universidad.

"En la preparatoria me iba muy bien en las clases de literatura y me hacía sentir bien", dijo Carrasco. "Si bien mis padres me apoyaron a lo largo de mis estudios, se preocuparon cuando se enteraron de que iba a estudiar inglés en la universidad", explicó.

Al graduarse de la preparatoria, Carrasco estudió literatura en la Universidad Estatal de California, Northridge.

Cambio de expectativas

Poco después de graduarse, Carrasco empezó a buscar trabajo y descubrió que una empresa estaba dispuesta a pagar por sus estudios de posgrado si se dedicaba a ser maestro por unos años.

Carrasco luego aceptó la oportunidad, con esperanzas de seguir su sueño de dedicarse a la literatura. Luego empezó a enseñar literatura en secundaria y preparatoria.

Pero su cambio de carrera resultó ser un gran error.

"Si te vuelves maestro, te debe apasionar enseñar más que lo que enseñas", dijo Carrasco. "Porque si no te apasiona mucho enseñar, los estudiantes van a hacer tu vida imposible y que odies la materia que enseñas".

"En mi escuela resultó que a muy pocos estudiantes de secundaria les apacionaba la literatura, así que enseguida supe que esto no era para mí."

Después de unos años como maestro, Carrasco exploró brevemente la posibilidad de dedicarse a estudiar derecho y tomar el examen de admisión a la facultad de derecho (LSAT).

"Tomé un curso de preparación para el LSAT y rápidamente me di cuenta de que la gente de allí no era para mí. Eran muy diferentes a la gente de literatura, de humanidades", contó Carrasco.

Así que decidió seguir en la enseñanza hasta que un día buscó en Google qué oportunidades profesionales podía tomar con su título en artes y literatura.

"Recuerdo que fue después de clase, después de corregir exámenes, estaba sentado en mi habitación, pensando: '¿Qué puedo hacer con un título en literatura?' Lo busqué literalmente así en Google", dijo. "Y apareció el marketing".

"Sonaba interesante, me interesaba por el lado creativo", dijo. "Una cosa que realmente me gustaba de estudiar literatura era el aspecto de la investigación y creatividad".

De la academia al mundo corporativo

Así pues, para alejarse de la enseñanza, en 2005 Carrasco aplicó para trabajar para Hispanic Business, una revista impresa centrada en destacar a los líderes latinos en los negocios, y consiguió trabajo en el departamento de mercadotecnia.

"Por primera vez estuve expuesto a todos estos increíbles empresarios latinos", comentó Carrasco asombrado.

"Pude usar mis habilidades lingüísticas y aprovechar mi cultura latina". "Esa fue la primera vez que pude combinar mi experiencia como latino con mi pasión por las letras en el trabajo".

En Hispanic Business, Carrasco aprendió sobre marketing, medios de comunicación y, lo más importante, lo diverso y poderoso que es el sector empresarial hispano en Estados Unidos.

Carrasco luego se fue de Hispanic Business y lo que aprendió allí le ayudó a conseguir un trabajo en MSN Latino, donde se centró en marketing y redacción.

Pero todos esos trabajos tenían un problema: el viaje diario a la oficina era demasiado largo.

"En ambos trabajos tenía viajes terribles. Vivía en Simi Valley y conducía hasta Santa Bárbara, un poco más de una hora sin tráfico".

Con el objetivo de conseguir un trabajo más cerca de casa, Carrasco se topó con una oportunidad que terminó cambiando el curso de su vida: la investigación de mercado.

Un salto a lo desconocido

"Empecé a buscar trabajos más cerca de casa, y así fue como entré en el mundo de la investigación de mercado", dijo Carrasco. "Probablemente fue la decisión más importante que he tomado en mi carrera".

Pero, ¿qué es la investigación de mercado? Según Carrasco, es una herramienta que las empresas utilizan para investigar qué quieren los consumidores y adaptar un producto a las necesidades de un grupo demográfico específico.

Cuando Carrasco entró en ese campo en 2008, lo contrataron para armar un panel online donde su nuevo empleador, Garcia Research, le pagaba a hispanos por compartir información sobre ellos mismos.

"Como vendedor, pensé: esto va a ser fácil, consigo que la gente visite el sitio web si les pago, en lugar de intentar que se interesen en algo que puede les guste o no", explicó Carrasco.

"Tras lanzar el sitio en inglés, lo lanzamos en español y este rápidamente se convirtió en el panel hispano más grande de Estados Unidos", dijo.

"Antes de que me uniera, Garcia Research llevaba más de diez años operando, y cuando me uní, en diez años el sitio se convirtió en el generador de ingresos más importante de la empresa".

El esfuerzo de Carrasco valió la pena. Pues dos años después de trabajar para Garcia Research, en el 2011 la empresa fue adquirida por una organización mucho más grande.

Tras la adquisición, Carrasco y su jefe Roy Kokoyachuk, decidieron irse de la compañía y comenzar su propia empresa.

Idea multimillonaria

Una vez que Carrasco y su exjefe comenzaron a pensar cuál sería su próxima idea empresarial, empezaron a pensar cómo conseguir fondos para abrir su compañía. Entonces compraron $500 en tarjetas prepagadas.

"No podíamos abrir una cuenta comercial sin estar constituidos, así que se nos ocurrió comprar tarjetas prepagadas, y esa sería nuestra primera tarjeta de presentación", explicó Carrasco.

Y así se pusieron a trabajar para crear su propia empresa de investigación de mercado, enfocada no solo en hispanos, sino también en la investigación de audiencias multiculturales.

¿Y para el nombre? Se les ocurrió "ThinkNOW" (Piensa AHORA).

"Las empresas siempre posponen el marketing multicultural. Es como 'el próximo año, el próximo presupuesto, el próximo trimestre'", explicó Carrasco. "Entonces queríamos que (el nombre) fuera una llamada a la acción".

Y para sorpresa de Carrasco, los primeros meses fueron geniales para la compañía, particularmente porque estaban en un espacio que ya entendían.

"Teníamos una ventaja porque lanzamos nuestra empresa en el mismo espacio en el que estábamos antes", explicó Carrasco. "Fuimos rentables en nuestro primer año, lo cual fue bastante increíble".

"Tener una empresa enfocada en la investigación de mercado para consumidores multiculturales estaba satisfaciendo una necesidad real".

Una lección muy costosa

Pero justo cuando estaban por alcanzar el éxito en su nueva empresa, en el 2015 aprendieron una dura lección: no poner todos los huevos en una canasta.

"Teníamos como el 30% de nuestros ingresos concentrados en un solo cliente, y ese cliente se nos fue", afirmó el empresario.

Afortunadamente, en lugar de ser el fin, la empresa logró adaptarse y sobrevivió. Y una vez que llegó la segunda tormenta - la pandemia del coronavirus - Carrasco estaba preparado y la empresa comenzó a enviar a la gente a casa y a trabajar a tiempo parcial antes de que los cierres oficiales comenzaran.

"No despedimos a nadie durante la pandemia, pudimos mantener a todos a tiempo parcial al menos una vez".

Y luego el negocio batió su récord de ingresos en 2021.

"Estoy muy orgulloso de eso. Pudimos capear ese temporal y mantener intacta toda nuestra empresa y crecer".

Trece años después de su fundación, ThinkNOW es ahora una empresa multimillonaria con más de 40 empleados en Estados Unidos, Latinoamérica y Asia.

"No venimos del dinero. No somos los más inteligentes, pero somos constantes", aseguró Carrasco. "Nos presentamos todos los días, y lo hemos hecho durante 13 años".

Carrasco fue entrevistado para Bísness School, una serie que cuenta las historias inspiradoras de emprendedores latinos. Suscríbete a Bísness School en cualquier plataforma donde escuches podcasts o en YouTube para recibir automáticamente los episodios futuros. Recuerda, la escuela de negocios es costosa. Bísness School es gratuita.

Contáctanos