pena de muerte

Con inyección letal, Oklahoma ejecuta a reo condenado por doble asesinato en 2002

Michael Dewayne Smith recibió la dosis en la Penitenciaría Estatal de Oklahoma en McAlester y fue declarado muerto a las 10:20 de la mañana.

Departamento de Correccionales de Oklahoma vía AP

McALESTER, Oklahoma - Un hombre condenado por matar a balazos a dos personas en la ciudad de Oklahoma hace más de dos décadas fue ejecutado el jueves por la mañana.

Michael Dewayne Smith recibió una inyección letal en la Penitenciaría Estatal de Oklahoma en McAlester y fue declarado muerto a las 10:20 de la mañana, dijo el portavoz del Departamento de Correccionales de Oklahoma, Lance West.

MANTENTE INFORMADO

icon

Mira sin costo Telemundo Nueva Inglaterra, 24/7, donde quiera que estés.

icon

Recibe las noticias locales y los pronósticos del tiempo directo a tu email. Inscríbete para recibir newsletters de Telemundo Nueva Inglaterra aquí.

Smith, de 41 años, fue condenado a muerte por matar a tiros a Janet Moore, de 41 años, y Sharath Pulluru, de 22, en febrero de 2002. Es la primera persona ejecutada en Oklahoma este año y la 12da desde que el estado reanudó las ejecuciones en 2021 tras una pausa de casi siete años resultante de problemas con las ejecuciones en 2014 y 2015.

Cuando tuvo la oportunidad de decir las últimas palabras, Smith respondió: “No, estoy bien”.

El hijo de Moore, Phillip Zachary Jr., y su sobrina Morgan Miller-Perkins presenciaron la ejecución desde detrás de un cristal unidireccional. El secretario de Justicia estatal Gentner Drummond leyó un comunicado en su nombre que decía en parte: “Se ha hecho justicia”.

Durante una audiencia de indulto el mes pasado, Smith expresó su “más profundo dolor” a las familias de las víctimas, pero negó ser responsable.

“Yo no cometí estos crímenes. Yo no maté a esas personas”, aseveró Smith, rompiendo ocasionalmente en llanto durante su discurso de 15 minutos ante la junta, que le negó el indulto en una votación de 4 a 1. “Estaba drogado. Ni siquiera recuerdo cuando me arrestaron”.

El jueves por la mañana, la Corte Suprema de Estados Unidos denegó una suspensión de la ejecución solicitada por los abogados de Smith, quienes argumentaron que su confesión a la policía no estaba suficientemente corroborada.

Los fiscales señalan que Smith era un pandillero despiadado que mató a ambas víctimas en actos de venganza erróneos y confesó su participación en los asesinatos a la policía y a otras dos personas.

Derechos de autor AP - Associated Press
Contáctanos