Juicio de Hunter Biden entra en su recta final tras un testimonio sobre su consumo de drogas

No está claro si los fiscales llamarán a testigos de refutación antes de que el caso pase a los alegatos finales y luego al jurado.

Telemundo

ESTADOS UNIDOS - El juicio penal del hijo del presidente Joe Biden entra en su recta final este lunes mientras la defensa intenta socavar el caso de los fiscales, dejando al descubierto algunos de los momentos más oscuros del pasado impulsado por las drogas de Hunter Biden.

Los abogados de Hunter Biden podrían llamar al menos a un testigo más cuando se reanude el caso en el tribunal federal de Delaware, el primero de dos juicios que enfrenta en medio de la campaña de reelección de su padre. No está claro si los fiscales llamarán a testigos de refutación antes de que el caso pase a los alegatos finales y luego al jurado.

MANTENTE INFORMADO

icon

Mira sin costo Telemundo Nueva Inglaterra, 24/7, donde quiera que estés.

icon

Recibe las noticias locales y los pronósticos del tiempo directo a tu email. Inscríbete para recibir newsletters de Telemundo Nueva Inglaterra aquí.

Hunter Biden está acusado de tres delitos graves derivados de la compra en octubre de 2018 de un arma que tuvo durante unos 11 días. Los fiscales dicen que mintió en un formulario de compra obligatoria de armas al decir que no consumía drogas ilegalmente ni era adicto a ellas.

Hunter Biden se declaró inocente y acusó al Departamento de Justicia de ceder a la presión política del expresidente Donald Trump y otros republicanos para presentar el caso y separar los cargos fiscales después de que un acuerdo con los fiscales fracasara el año pasado. Hunter Biden ha dicho que está sobrio desde 2019, pero sus abogados han dicho que no se consideraba un “adicto” cuando completó el formulario.

El caso ha puesto de relieve una época turbulenta en la vida de Hunter Biden tras la muerte de su hermano Beau en 2015. La Primera Dama Jill Biden ha observado cómo se desarrolla desde la primera fila de la sala del tribunal. El presidente Biden estuvo en Francia gran parte de la semana pasada y se dirige nuevamente a Europa esta semana para la reunión de líderes del Grupo de los Siete en Italia.

Las luchas de Hunter Biden contra la adicción a sustancias antes de volverse sobrio hace más de cinco años están bien documentadas. Pero los abogados defensores argumentan que no hay evidencia de que Hunter Biden realmente estuviera consumiendo drogas en los 11 días que estuvo en posesión del arma. Había completado un programa de rehabilitación semanas antes.

Los miembros del jurado han escuchado testimonios emotivos y de mal gusto de ex parejas románticas de Hunter Biden y han leído mensajes de texto personales. Han visto fotos de Hunter Biden sosteniendo una pipa de crack y parcialmente vestido, y vídeos desde su teléfono de crack pesando cocaína en una báscula.

Hunter Biden enfrenta cargos por tres delitos graves derivados de una compra de armas de fuego en 2018. Para ver más de Telemundo, visita https://www.nbc.com/networks/telemundo

Su exesposa y sus dos exnovias testificaron ante los fiscales sobre su uso habitual de crack y sus fallidos esfuerzos por ayudarlo a desintoxicarse. Una mujer, que conoció a Hunter Biden en 2017 en un club de striptease donde trabajaba, lo describió fumando crack cada 20 minutos aproximadamente mientras ella se hospedaba con él en un hotel.

Hunter Biden no ha subido al estrado y no está claro si lo hará. Pero el jurado lo escuchó describir detalladamente su descenso a la adicción a través de extractos de audio reproducidos en el tribunal de sus memorias de 2021 “Beautiful Things”. El libro, escrito después de estar sobrio, cubre el período en el que tuvo el arma, pero no lo menciona específicamente.

Un testigo clave para los fiscales es la viuda de Beau, Hallie, quien tuvo una breve relación problemática con Hunter después de que su hermano muriera de cáncer cerebral. Encontró el arma descargada en la camioneta de Hunter el 23 de octubre de 2018, entró en pánico y la arrojó a un bote de basura en una tienda de comestibles en Wilmington, donde un hombre sin darse cuenta la sacó de la basura.

"No quería que él se lastimara y no quería que mis hijos lo descubrieran y se lastimaran", dijo Hallie Biden al jurado.

Desde el momento en que Hunter regresó a Delaware de un viaje a California en 2018 hasta que arrojó su arma, no lo vio consumiendo drogas, dijo Hallie al jurado. Ese período de tiempo incluyó el día en que compró el arma. Pero los jurados también vieron mensajes de texto que Hunter le envió a Hallie en octubre de 2018 diciendo que estaba esperando a un traficante y fumando crack. El primer mensaje lo envió el día después de que compró el arma. El segundo fue enviado al día siguiente.

DEFENSA ASEGURA QUE HUNTER BIDEN SE HA REHABILITADO

La defensa ha sugerido que Hunter Biden había estado tratando de cambiar su vida en el momento de la compra del arma, habiendo completado un programa de desintoxicación y rehabilitación a finales de agosto de 2018.

"No hay evidencia de uso contemporáneo de drogas y posesión de armas", escribió el abogado defensor Abbe Lowell en documentos judiciales presentados el viernes. "Fue sólo después de que tiraron el arma y el estrés resultante… que el gobierno pudo encontrar el mismo tipo de evidencia de su uso (por ejemplo, fotografías, uso de jerga de drogas) que recayó en las drogas".

La hija de Hunter Biden, Naomi, subió al estrado de la defensa el viernes y les contó al jurado que había visitado a su padre mientras estaba en un centro de rehabilitación de California semanas antes de comprar el arma. Ella le dijo al jurado que él parecía "esperanzado" y que estaba mejorando, y le dijo que estaba orgullosa de él. Cuando la sacaron del estrado, hizo una pausa para abrazar a su padre antes de abandonar la sala del tribunal.

La defensa no descartó el viernes llamar a un testigo más, pero no estaba claro quién podría ser. Los abogados de Hunter habían dicho previamente que planeaban llamar como testigo al hermano de Joe Biden, James, y él estaba en el tribunal el viernes. El testimonio de otros miembros de la familia podría abrir la puerta para que se presenten al jurado mensajes más profundamente personales.

QUÉ HA DICHO EL PRESIDENTE JOE BIDEN

El presidente Joe Biden dijo la semana pasada que aceptaría el veredicto del jurado y descartó un indulto para su hijo. La primera dama Jill Biden estuvo en la corte todos los días de la semana pasada para apoyar a Hunter, excepto el jueves, cuando estuvo con el presidente en Francia para los eventos del aniversario del Día D.

Parecía que Hunter Biden habría evitado por completo el procesamiento en el caso de armas, pero el verano pasado un acuerdo con los fiscales implosionó después de que la jueza de distrito estadounidense Maryellen Noreika, nominada para el cargo por el expresidente republicano Donald Trump, expresara su preocupación al respecto. Posteriormente, Hunter Biden fue acusado formalmente de tres delitos graves con armas de fuego. También se enfrenta a un juicio previsto para septiembre por delitos graves que alegan que no pagó al menos 1,4 millones de dólares en impuestos durante cuatro años.

Si es declarado culpable por el caso de armas, Hunter Biden enfrenta hasta 25 años de prisión, aunque los infractores primerizos no se acercan al máximo, y no está claro si el juez le daría tiempo tras las rejas.

Contáctanos