Baltimore

“Lo revivo todo el tiempo”: superviviente del derrumbe del puente de Baltimore relata los momentos aterradores

"Creo que todavía hay un gol para mí," dijo Julio Cervantes Suárez en una entrevista exclusiva con NBC News.

BALTIMORE - Julio Cervantes Suárez sufrió lo impensable cuando un buque de carga de más de 100,000 toneladas se estrelló contra el puente en el que estaba trabajando, derrumbando la crítica estructura y haciéndole caer a las oscuras e implacables aguas de abajo.

Cervantes Suárez, de 37 años, era uno de los siete trabajadores de la construcción que estaban arreglando baches en el puente Francis Scott Key cuando se desplomó sobre el río Patapsco en la madrugada del 26 de marzo. Entre los hombres, todos latinos, se encontraban su sobrino, su cuñado y amigos a los que conocía desde hacía años. Todos estaban de descanso, algunos dentro de sus automóviles y otros en vehículos de construcción, cuando cayó el puente.

MANTENTE INFORMADO

icon

Mira sin costo Telemundo Nueva Inglaterra, 24/7, donde quiera que estés.

icon

Recibe las noticias locales y los pronósticos del tiempo directo a tu email. Inscríbete para recibir newsletters de Telemundo Nueva Inglaterra aquí.

Cervantes Suárez, que habló en exclusiva con NBC News por primera vez desde el derrumbe del puente, dijo que vio a sus familiares y amigos desaparecer en el río uno a uno, sabiendo que él era el siguiente. Su sobrino, Carlos Daniel Hernández, a quien consideraba un hijo, fue el primero en caer.

El sobrino de Julio Cervantes Suárez, Carlos Daniel Hernández, a quien consideraba un hijo, fue el primero en caer. (Rosem Morton para NBC News)

En lo que pensó que eran sus últimos momentos, se volvió hacia Dios.

"Agradecí a Dios la familia que me había dado. Le pedí que cuidara de mi mujer y mis hijos. Y le pedí perdón por todo lo que he hecho," dijo Cervantes Suárez en español, con la voz quebrada.

Cervantes Suárez, la única persona que sobrevivió a la caída al agua, se encontraba en su camión cuando se derrumbó el puente.

Después de que su camión se precipitara al río, Cervantes Suárez dijo que el agua "me llegaba al cuello" y no pudo abrir las puertas para escapar.

Bajó manualmente la ventanilla del vehículo para salir, tragando agua mientras su camión se inundaba por completo y se hundía.

"Fue entonces cuando me di cuenta de lo que había pasado. Miré hacia el puente y ya no estaba allí," dijo Cervantes Suárez.

Había visto a sus compañeros mientras caían "y cómo el agua los cubría," dijo.

"Empecé a llamar a cada uno de ellos por su nombre," dijo.

"Pero nadie me respondió," dijo.

Sólo había silencio, oscuridad y frío.

"Empecé a llamar a cada uno de ellos por su nombre," dijo Cervantes Suárez. "Pero nadie me respondió." (Rosem Morton para NBC News)

Cervantes Suárez, que no sabe nadar, consiguió subirse a un trozo de hormigón que flotaba entre los restos del naufragio, donde esperó hasta que lo rescataron. Fue trasladado a un hospital con una herida en el pecho y dado de alta el mismo día. Otro trabajador superviviente rescatado en el lugar de los hechos se encontraba en buen estado y se negó a recibir tratamiento.

Cervantes Suárez aún tiene dolores físicos en el pecho y en la rodilla y el pie izquierdos. La carga emocional es algo que le acompañará el resto de su vida.

"Lo revivo todo el tiempo, los minutos antes de la caída y cuando me caigo," dijo.

Le atormenta el hecho de haberle dicho a su sobrino que fuera a su coche a descansar.

"Si le hubiera dicho que viniera conmigo, quizá habría sido diferente. Quizá estaría aquí con nosotros," dijo.

En memoria del sobrino de Cervantes Suárez, Carlos Daniel Hernández. (Rosem Morton para NBC News)
En memoria del cuñado de Cervantes Suárez, Alejandro Hernández Fuentes. (Rosem Morton para NBC News)

Cervantes Suárez está en terapia y "me ha ayudado, pero a veces vuelvo a retroceder al primer día," dijo.

Dijo que para él la justicia sería que todos los responsables "pagaran por el daño que han hecho. Porque sé que el dinero no va a comprar el abrazo de un padre o un hijo."

Dijo que ve a los hijos de su cuñado, Alejandro Hernández Fuentes, "y veo cuánto extrañan a su papá." Ve cuánto su cuñada extraña a su marido.

Un monumento en memoria de las víctimas del derrumbe del puente en Baltimore el miércoles. (Rosem Morton para NBC News)

Cervantes Suárez dijo que el carguero Dali "destruyó a seis familias".

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte determinó en un informe preliminar publicado en mayo que el carguero, de 947 pies de eslora y bandera de Singapur, transitaba fuera del puerto de Baltimore cuando perdió potencia y propulsión antes de chocar contra el puente Francis Scott Key.

El FBI también ha estado investigando los acontecimientos que condujeron al choque y si la tripulación del carguero sabía que el buque tenía posibles problemas mecánicos que lo habrían hecho inseguro para transitar por el puerto.

Cervantes Suárez y las familias de varios trabajadores fallecidos en el derrumbe del puente quieren emprender acciones legales contra las empresas implicadas en el carguero.

"Todos los que estaban involucrados con este barco son responsables de destruir las vidas de estas ocho familias," dijo L. Chris Stewart, un abogado que representa a Cervantes Suárez y a las familias de algunos de los trabajadores que murieron. "El barco no estaba en condiciones de navegar."

"Es una tragedia americana," dijo.

"Esto nunca desaparecerá y él todavía tiene una familia de la que ocuparse y ahora un montón de otras personas de otras familias de las que también tiene que ocuparse," dijo Justin Miller, un abogado que también representa a Cervantes Suárez y a otras familias.

El portacontenedores Dali tras chocar contra el puente Francis Scott Key que se derrumbó sobre el río Patapsco en Baltimore, Maryland, EEUU, el martes 26 de marzo de 2024. (GETTY IMAGES)

En los días siguientes al derrumbe del puente, el propietario y el gestor del buque, con sede en Singapur, solicitaron a un tribunal de Maryland que limitara su responsabilidad monetaria por el derrumbe a $43.67 millones.

La ciudad de Baltimore declaró en una demanda presentada a finales de abril contra el propietario del carguero, Grace Ocean Private Ltd., y el operador, Synergy Marine Pte Ltd., que "la negligencia les hizo destruir el puente Key Bridge y cerrar sin ayuda el puerto de Baltimore, una fuente de empleo, ingresos municipales y no poco orgullo para la ciudad de Baltimore y sus residentes."

"Nada de esto debería haber ocurrido. Los informes han indicado que, incluso antes de salir del puerto, habían sonado alarmas que mostraban un suministro de energía inconsistente en el Dali. El Dali salió del puerto de todos modos, a pesar de su condición claramente innavegable," dijo la ciudad en la presentación.

En respuesta a la demanda de limitación de responsabilidad del propietario y el operador del buque, la ciudad dijo que el incidente fue "causado por la innavegabilidad del Dali y la negligencia de la tripulación del buque y la gestión en tierra" y que, por lo tanto, las solicitudes de limitación de responsabilidad deben ser denegadas.

Cervantes Suárez dijo que espera que la gente recuerde a los fallecidos.

"Los conocía a todos, eran familia. Eran buenas personas, buenos trabajadores y tenían buenos valores," dijo.

Cervantes Suárez dijo que no sabe por qué sobrevivió al derrumbe del puente.

"Creo que tal vez todavía hay una meta para mí," dijo.

Jerry Jackson/Baltimore Sun/Tribune News Service via Getty Images
Un canal provisional para embarcaciones menores bajo un trozo restante del puente Francis Scott Key.

Esta nota fue publicada originalmente por NBC News. Para más de NBC News, haz clic aquí.

Contáctanos