Frontera México-EEUU

Fuerte caída de cruces fronterizos ilegales continúa en febrero con la cifra más baja en un año

Los funcionarios de la Patrulla Fronteriza de EEUU se encontraron con migrantes 128,877 veces tratando de cruzar la frontera en febrero entre los cruces fronterizos legales.

Telemundo

WASHINGTON DC– Una fuerte caída en los cruces fronterizos ilegales a lo largo de la frontera suroeste que comenzó en enero después de que el gobierno de Biden anunció medidas de inmigración más estrictas continuó hasta febrero, se anunció el miércoles.

Los datos publicados por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EEUU pintan una imagen de quién intenta ingresar al país en un momento de intensa controversia política con los republicanos que ven la inmigración como un problema importante para los votantes y acusan al presidente Biden y al secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, de no haciendo lo suficiente para asegurar la frontera sur.

MANTENTE INFORMADO

icon

Mira sin costo Telemundo Nueva Inglaterra, 24/7, donde quiera que estés.

icon

Recibe las noticias locales y los pronósticos del tiempo directo a tu email. Inscríbete para recibir newsletters de Telemundo Nueva Inglaterra aquí.

Los funcionarios de la Patrulla Fronteriza de EEUU se encontraron con migrantes 128,877 veces tratando de cruzar la frontera en febrero entre los cruces fronterizos legales. Eso es casi lo mismo que el número de enero, 128,913, y es el número más bajo de encuentros por mes desde febrero de 2021, dijo la agencia.

La cantidad de encuentros no equivale necesariamente a personas individuales, ya que algunos migrantes intentan cruzar la frontera repetidamente. La agencia dijo que alrededor del 25% de los encontrados en febrero fueron encuentros repetidos, lo que significa que en algún momento durante los últimos 12 meses habían sido detenidos por funcionarios estadounidenses cuando intentaban ingresar al país.

En comparación, los funcionarios estadounidenses detuvieron a los migrantes 221,693 veces entre los puertos de entrada a lo largo de la frontera con México en diciembre.

Luego, a principios de enero, el gobierno anunció una nueva política en la que México aceptaría de regreso a cubanos, haitianos, nicaragüenses y venezolanos bajo una regla de la era de la pandemia que niega a los migrantes el derecho a buscar asilo como parte de un esfuerzo para prevenir la propagación de COVID-19. El número de migrantes interceptados de esos cuatro países se desplomó después de la entrada en vigor de la nueva política y se mantuvo bajo durante febrero.

Al mismo tiempo que anunciaron la nueva política, EEUU también acordó admitir hasta 30,000 personas al mes de esas cuatro naciones en un proceso llamado libertad condicional humanitaria si lo solicitaban en línea, ingresaban en un aeropuerto y encontraban un patrocinador financiero.

Según cifras de la CBP, 22,755 cubanos, haitianos, nicaragüenses y venezolanos ingresaron al país en libertad condicional a través de ese proceso en febrero. La libertad condicional humanitaria difiere de otras vías de inmigración en gran parte porque es temporal, a menudo solo por un año o dos, y no proporciona una vía a largo plazo para vivir en los EEUU.

El gobierno también ha propuesto negar asilo en general a cualquier persona que viaje a través de otro país en su camino a los EEUU sin buscar protección allí; de hecho, todos los no mexicanos que se presenten en la frontera sur de los EEUU.

Esa propuesta, que ha recibido duras críticas por parte de los defensores de los derechos de los inmigrantes, se encuentra actualmente en un período de comentarios de 30 días antes de que entre en vigencia cuando el Título 42 expire en mayo.

Según el informe de CBP, las incautaciones de drogas también aumentaron un 6% en febrero en comparación con enero. Específicamente, las incautaciones de fentanilo aumentaron un 58 %.

Contáctanos