Lea los nuevos documentos en los casos de Cohen y Manafort

Los fiscales federales detallaron las mentiras que les contó Paul Manafort.

TLMD-erick-johnson

Los fiscales federales presentaron documentos en la corte alegando que el ex presidente de la campaña de Trump, Paul Manafort, había violado su anterior acuerdo de culpabilidad.

Los fiscales detallaron las mentiras que les contó Paul Manafort, el exjefe de campaña del ahora presidente, Donald Trump, tras alcanzar un acuerdo de colaboración con ellos.

En un documento judicial, los fiscales que trabajan para Robert Mueller indicaron que Manafort contó "múltiples y perceptibles mentiras" en al menos cinco ámbitos de los interrogatorios.

Por un lado, los fiscales dijeron que Manafort les ocultó los contactos que mantenía con funcionarios de Trump.

"Declaró que no mantenía comunicaciones directas ni indirectas con nadie del Gobierno mientras formaban parte del Gobierno y que nunca pidió a nadie que tratase de comunicar un mensaje a alguien del Gobierno sobre cualquier tema", indicaron los fiscales.

De hecho, uno de los abogados del presidente y exalcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, ya reconoció la semana pasada que Manafort les había mantenido al corriente de las conversaciones que tuvo con los fiscales de Mueller.

En el escrito de el viernes ante la magistrada del caso, Amy Berman Jackson, los fiscales también le acusaron de mentir sobre un pago de 125,000 dólares y sobre sus contactos con Konstantin Kilimnik, un ciudadano ruso con nexos con la inteligencia del Kremlin.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo tras conocer el documento que el caso "no dice absolutamente nada sobre el presidente y todavía menos sobre los nexos (con Rusia) y está dedicado casi por completo a cuestiones de cabildeo" de Manafort.

Manafort alcanzó un acuerdo de colaboración con Mueller por el que esperaba recibir una condena inferior a los 10 años de cárcel por unos delitos financieros de los que se declaró culpable.

La semana pasada, sin embargo, los fiscales de Mueller dieron el pacto por roto por las supuestas mentiras de Manafort y dejaron la puerta abierta a imputarle nuevos cargos.

Mueller y sus fiscales investigan la supuesta injerencia del Kremlin en los comicios presidenciales de 2016, así como los posibles contactos entre miembros de la campaña de Trump y funcionarios rusos.

El proceso contra Manafort es producto de la investigación de Mueller, aunque no está relacionado con las actividades que desempeñó como jefe de la campaña de Trump, sino con sus trabajos anteriores como consultor para Gobiernos extranjeros.

El ex abogado personal de Trump, Michael Cohen, quien se declaró culpable de cargos federales y ha estado cooperando en múltiples investigaciones estatales y federales durante varios meses, dijo a los investigadores sobre los intentos de los rusos de ponerse en contacto con la campaña presidencial de Trump, dicen los fiscales.

Los documentos de la corte dicen que Cohen describió hablar con un ciudadano ruso que afirmó ser una "persona de confianza" en la Federación Rusa y propuso una reunión entre Trump y el presidente ruso, Vladimir Putin.

La persona ofreció a la campaña de Trump "sinergia política" y "sinergia a nivel gubernamental". Los documentos judiciales no identifican a esa persona por su nombre.

La información fue divulgada en una nota de sentencia presentada el viernes por el abogado especial Mueller en el caso de Cohen.

En una presentación por separado este viernes, los fiscales de la Oficina del Fiscal de EEUU en el Distrito Sur de Nueva York, recomendaron que Cohen cumpliera una condena sustancial en la prisión con una cantidad modesta de crédito por su cooperación.

Los fiscales federales en Nueva York dicen que las pautas de sentencia requieren que Cohen cumpla unos cuatro años tras las rejas. Dicen que Cohen se negó a cooperar en todos los aspectos de su investigación y no debería recibir crédito completo por cooperar porque no se acercó.

En agosto, Manafort fue declarado culpable en el tribunal federal de Virginia de ocho cargos relacionados con su trabajo anterior en nombre de un partido político pro-ruso en Ucrania. Él será sentenciado en ese caso el 8 de febrero.

En septiembre, en vísperas de un segundo juicio en el Tribunal de Distrito de EEUU en Washington, Manafort llegó a un acuerdo con Mueller en el que se declaró culpable de dos cargos de conspiración, uno de los cuales estaba relacionado con el dinero obtenido de su trabajo en Ucrania, el otro de que estaba relacionado con su esfuerzo por manipular a los testigos en su contra. Su sentencia en ese caso está programada tentativamente para el 5 de marzo.

Aunque la juez de distrito Amy Berman Jackson aceptó la solicitud de Mueller de presentar la "versión no redactada" de la última nota sellada, se publicó al público una versión redactada de la nota.

Contáctanos