Rhode Island

3 ciudades de Rhode Island instalan cámaras para escanear matrículas

"El objetivo de estas cámaras, para ser claros, es reducir el crimen y prevenir el crimen en nuestras comunidades", dijo el jefe de policía de Cranston, Michael Winquist.

Los jefes de policía de tres ciudades de Rhode Island anunciaron el miércoles que las cámaras instaladas recientemente en los postes de tráfico son lectores de matrículas que están casi en funcionamiento.

"El objetivo de estas cámaras, para ser claros, es reducir el crimen y prevenir el crimen en nuestras comunidades", dijo el jefe de policía de Cranston, Michael Winquist.

Cranston ha instalado 29 cámaras, mientras que 17 se han instalado en Pawtucket y 13 en Woonsocket.

La policía está siendo cautelosa con la ubicación de las cámaras, pero NBC 10 News notó que muchas de ellas se encuentran en las principales vías que rodean las ciudades.

"No estamos tratando de ser encubiertos al respecto. Estas cámaras son grandes. Están conectados a paneles solares. Las has visto por ahí. Son fácilmente visibles y eso es intencional ", dijo Winquist.

Flock Safety de Atlanta instaló las cámaras fijas, que utilizan tecnología para buscar vehículos no solo por placa, sino por características únicas, como color, barras de techo y calcomanías en los parachoques.

La policía dijo que no capturan los rostros de los conductores, pero detectarán si un automóvil o un vehículo todoterreno ilegal no tiene matrícula.

"Si recibimos un paquete de vehículos todo terreno que llegan a Cranston, sabremos en unos segundos que han llegado", agregó Winquist.

Las placas se cotejan con la base de datos del Centro Nacional de Información Criminal y la policía puede recibir alertas en tiempo real, como una Alerta Amber.

La Unión Estadounidense de Libertades Civiles de Rhode Island considera que el programa es problemático.

“Está recopilando la ubicación de todos estos residentes. Está recopilando la ubicación de todos estos controladores. Proporciona un registro de dónde están estos conductores a qué hora, si van allí todos los días o no, si conducen por esa calle todos los días o no, y eso definitivamente tiene enormes implicaciones de privacidad ", dijo Hannah Stern, asociada de políticas de la ACLU.

La policía usará las cámaras en una prueba de 60 días, pero luego las tarifas se activan: $ 2,500 por cada cámara instalada, además de una tarifa de instalación de $ 250 por cada cámara.

Para Cranston, eso costará alrededor de $ 79,750 al año.

Winquist dijo que el departamento utilizará fondos de subvenciones federales y decomisos de narcóticos para pagar el programa.

La policía dice que los datos se almacenarán en una nube accesible solo para cada departamento durante 30 días.

Contáctanos