Cambios federales podrían no afectar a Massachusetts