Cora ya piensa en la próxima temporada

"Seguir enfocado y con un balance en mi vida", declaró Cora cuando valoró su mentalidad

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Cora ya piensa en la próxima temporada
    EFE

    El protagonismo latinoamericano se incrementa con el paso de las jornadas de las Reuniones de Invierno en Las Vegas, donde el manejador boricua Alex Cora, de los Medias Rojas de Boston, actuales campeones de la Serie Mundial, ya piensa en cómo puede mejorar una temporada de ensueño.

    Esto ocurre mientras los directivos de los Astros de Houston aseguraron que la recuperación del segunda base venezolano José Altuve marcha por buen camino de cara a volver a ser el jugador clave en la ofensiva del equipo.

    Cora, primer puertorriqueño que ganó la Serie Mundial y el segundo latinoamericano que lo consigue en las Grandes Ligas, ha sumado dos anillos del Clásico de Otoño a su historial, siendo el primero como entrenador de los reservas de los Astros en el 2017.

    Además de dos títulos de la Liga de Puerto Rico y dos campeonatos de la Serie del Caribe como gerente general de los Criollos de Caguas, cuenta con el subcampeonato (su segundo) como gerente general de la selección puertorriqueña en el Clásico Mundial de Béisbol 2017.

    Nada de eso le quita el sueño a Cora, para quien ahora la única preocupación es prepararse aún con mas intensidad de cara a la segunda campaña que estará al frente de los Medias Rojas, donde se mantiene con los pies sobre la tierra cuando se trata de los tantos éxitos en la historia reciente.

    "Seguir enfocado y con un balance en mi vida", declaró Cora cuando valoró su mentalidad de cara al futuro. "Siempre he dicho que esto es solo parte de mi vida. Hay cosas más importantes que tengo como son la familia, que me permite establecer un balance y me ayuda hacer mejor las cosas en el campo".

    Con Cora en su primera temporada como manejador en las Grandes Ligas, los Medias Rojas ganaron 108 partidos en la campaña regular, antes de arrasar en los playoffs y conquistar la Serie Mundial al llevarse cuatro de cinco enfrentamientos con los Dodgers de Los Ángeles.

    Ahora a Cora y al gerente general de los Medias Rojas, Dave Dombroski, les espera la tarea de tratar de convertirse en el primer equipo de Grandes Ligas en repetir un campeonato desde que los Yanquis ganaron tres consecutivos de 1998 a 2000.

    "Es un reto grande", comentó Cora. "Todos sabemos que no se ha repetido en muchos años. Pero somos conscientes que hay una plantilla casi intacta de la pasada temporada y además existe margen para mejorar siempre que lleguemos saludables a los campos de primavera".

    El equipo de Boston volvería prácticamente intacto tras su corona del 2018. De hecho, ya renovó al lanzador Nathan Eovaldi por cuatro años y 68 millones de dólares.

    Entonces, la mayor interrogante parece ser el puesto de cerrador, con Craig Kimbrel en la agencia libre ahora y pocos indicios de que los Medias Rojas lo vayan a perseguir por esa vía, aunque Dombroski siempre trabaja de cara a hacer algo "grande" antes que de comienzo la temporada regular.

    Los Astros han trabajado con la misma filosofía al consolidar el núcleo del equipo en el que Altuve volverá a ser decisivo después de los problemas físicos que sufrió en la temporada pasada y que no le permitió mantener el rendimiento de estrella.

    Pero ahora que se operó de la rodilla derecha, molestia que le afectó a lo largo de la segunda mitad de la temporada y durante los playoffs, su rehabilitación es todo un éxito.

    "Estoy emocionado porque José (Altuve) luce emocionado y complacido con (su progreso)", reveló el piloto de los Astros, A.J. Hinch. "En estos momentos, no va a haber retrasos en torno a los entrenamientos, ni esperamos más problemas".

    Altuve terminó el 2018 con línea de bateo de .316/.386/.451 en 137 partidos. Conectó 13 cuadrangulares y empujó 61 carreras. Son sus números más discretos desde el 2013, que fue su segunda campaña completa en las Mayores.

    Por supuesto, la merma en su producción se debió a los dolores en la rodilla, que fueron producto de un deslizamiento realizado ante los Rockies de Colorado a mediados del año.

    Ahora, Altuve hace una rehabilitación en Houston junto a su compañero de entrenamientos físicos de mucho tiempo, el derecho Lance McCullers Jr., quien se recupera de una cirugía Tommy John.

    Pero los Astros no quieren correr ningún riesgo y consiguieron al jugador de cuadro cubano Aledmys Díaz, más la presencia de su compatriota Yuli Gurriel, lo que permitirá a Hinch darle a Altuve más descanso al igual que al torpedero puertorriqueño Carlos Correa, quien se vio limitado en el 2018 debido a unos persistentes dolores en la espalda.

    "Díaz va a agotar muchos turnos y va a jugar en muchos puestos del cuadro interior", afirmó Hinch. "Aunque mi deseo es que todos los jugadores se mantengan saludables".

    "Díaz impresiona en cuanto a estar dispuesto a hacer lo que sea necesario", subrayó el piloto de los Astros. "Le dije cuando lo conseguimos que era importante para él tener esa versatilidad. Pienso que fue una gran adición a nuestro grupo".