Líderes católicos en Connecticut hablan sobre asuntos de inmigración

"Han abandonado sus países, no porque quieran, es porque, por alguna razón, se han visto obligados a hacerlo"

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    5 consejos para controlar tu colesterol
    NBC10 Boston

    El tema candente de la inmigración ilegal ha llegado hasta la Iglesia Católica, con obispos de todo el país, incluso en Connecticut, opinando sobre el mismo.

    "Han abandonado sus países, no porque quieran, es porque, por alguna razón, se han visto obligados a hacerlo", dijo el obispo Juan Miguel Betancourt, obispo auxiliar de Hartford.

    Sigue temor en la región por redadas migratorias

    [TLMD - Boston] Sigue temor en la región por redadas migratorias

    Continúa temor en la comunidad a pesar de que los tan anunciados arrestos que realizaría ICE en algunas partes del país no se llevaron a cabo masivamente como se esperaba.

    (Publicado lunes 15 de julio de 2019)

    Bentancourt dice que escuchó las preocupaciones de los feligreses católicos, el 40% de los cuales en el área de Hartford dice que son de origen hispano.

    "Si han dejado todo en sus países, no es fácil volver y comenzar de nuevo en un lugar que no es seguro", explicó.

    Betancourt es uno de los cinco obispos en la Conferencia Católica de Connecticut que recientemente firmó una carta instando al gobierno federal a revisar las políticas de inmigración existentes.

    "Es necesario un examen de conciencia para ver todo lo que se ha hecho y lo que no hemos hecho como país", dijo Betancourt.

    Agrega que su mayor preocupación es el tratamiento de los migrantes en la frontera y las condiciones en los países de los que están huyendo. Sin embargo, obedecer la ley también es parte de las enseñanzas de la Iglesia.

    "Nuestro gobierno tiene el derecho y el deber de mantener nuestras fronteras seguras".

    Pero, dice que la dignidad humana debe estar a la vanguardia de esas decisiones políticas.

    “Con el respeto de la persona humana. Esa es la cosa. Creo que eso es lo primero que tenemos que mirar. Si nos centramos en eso, eso nos ayudará a encontrar formas que puedan ser justas", dijo Betancourt.

    Mientras que otras denominaciones cristianas han abierto sus puertas a quienes buscan el santuario de Inmigración y Control de Aduanas, Betancourt dice que no hay una política escrita, sin embargo, en la Arquidiócesis de Hartford.

    "Probablemente estaremos comprometidos a hacer todo lo que esté en nuestro poder con nuestros recursos para tratar de ayudar a las personas que lo necesitan de una manera que realmente respete la ley", dijo.