Madre guatemalteca es reunida con su hija en Boston

Los funcionarios de inmigración consideraron a la niña como una "menor no acompañada"

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Madre guatemalteca se reúne con su hija en Boston

    Casi dos meses después de que fueron separadas cuando cruzaron la frontera de México con los Estados Unidos.

    (Publicado viernes 6 de julio de 2018)

    Una mujer guatemalteca que buscaba asilo fue reunida con su hija de 8 años el jueves, casi dos meses después de que fueran separadas por la fuerza cuando cruzaron la frontera entre Estados Unidos y México.

    La American Civil Liberties Union of Massachusetts (ACLU) tuiteó que la hija, identificada solo como S.K., llegó al aeropuerto Logan de Boston el jueves por la tarde, donde fue recibida por su madre, Angélica Rebeca González-García, y una multitud de simpatizantes.

    "Perdóname, hija mía, perdóname", se puede escuchar a González-García sollozando con su hija mientras las dos se abrazan en un breve video publicado en Twitter.

    La ACLU y dos bufetes de abogados del área de Boston presentaron una demanda de emergencia en una corte federal en la que exigían la reunificación inmediata de la familia la semana pasada. La demanda figuraba entre las docenas presentadas en todo el país después de que el presidente republicano, Donald Trump, pusiera fin a la controvertida práctica de su administración de separar a los niños migrantes de sus padres.

    Gonzalez-García dijo en el momento en que se entabló la demanda que las dos habían sido detenidos al cruzar la frontera en Arizona en mayo y luego fueron enviadas a instalaciones separadas. González-García finalmente fue liberada en Colorado y se estableció en Massachusetts, pero su hija permaneció en un refugio de Texas.

    La niña fue devuelta a su madre después de que su equipo legal, con la ayuda de la representante Katherine Clark, demócrata de Massachusetts, presionó para agilizar el proceso de designar a González García como patrocinador legal de la niña, dijo Matthew Segal, director legal de la ACLU de Massachusetts.

    Los funcionarios de inmigración consideraron a la niña como una "menor no acompañada" y exigieron que González García realice el registro de huellas dactilares y otras medidas de detección que su equipo legal argumentó que tomarían semanas o meses.

    "El gran obstáculo ha sido que el gobierno los trataba como extraños y los sometía a procedimientos que no eran del todo apropiados" en esta situación, dijo Segal. "Nunca hubo disputa de que ella era la madre de esta niña y que esta era su hija", agregó.