Más de 200,000 sin electricidad en Nueva Inglaterra tras tormenta

Varias escuelas en Nueva Inglaterra han anunciado cierres o demoras

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Secuelas de la tormenta en Massachusetts

    Las fuertes ráfagas de viento y potentes aguaceros del miércoles en la noche causaron estragos en Massachusetts.

    (Publicado jueves 17 de octubre de 2019)

    Lluvias torrenciales y vientos poderosos azotaron el sur de Nueva Inglaterra durante la noche, causando caídas de árboles, al menos dos docenas de cierres de escuelas y cortes de energía para más de 223,000 clientes solo en Massachusetts.

    Varios departamentos de policía y bomberos de todo el estado de la Bahía advirtieron a los residentes que tengan cuidado con los árboles y cables caídos durante el viaje matutino del jueves. La Agencia de Manejo de Emergencias de Massachusetts informó que más de 223,000 clientes en el Estado de la Bahía estaban sin electricidad el jueves.

    Debido al daño del clima, varias escuelas en Nueva Inglaterra han anunciado cierres o demoras. Para ver la lista completa, haga clic aquí.

    El transporte público también se ve afectado por la tormenta. La MBTA advirtió a sus clientes que esperaran "demoras severas" debido a cortes de energía, inundaciones, árboles caídos y problemas de cables.

    Aunque la tormenta ahora se está debilitando y eventualmente se arrastrará a Maine el jueves por la noche, se emitió una severa advertencia de tormenta en New London, Connecticut, durante el apogeo de la tormenta. La perturbación provocó advertencias de vientos fuertes, avisos de inundaciones y avisos de vientos el jueves por la mañana.

    Algunas ráfagas alcanzaron hasta 90 mph en la costa, con múltiples áreas golpeadas por los fuertes vientos. Boston tuvo vientos de hasta 70 mph, Worcester hasta 38 mph y algunas ciudades de Connecticut tuvieron ráfagas de hasta 50 mph.

    Los vientos regresarán el jueves al mediodía y, aunque no golpearán la región tanto como lo hicieron durante la noche, representan una amenaza porque las ráfagas de 45 mph que pueden regresar pueden derribar árboles y líneas eléctricas debilitadas. Incluso si se restablece la energía, los clientes aún pueden sufrir interrupciones debido a que las líneas eléctricas pueden verse afectadas en la segunda ronda de vientos.

    Los árboles y ramas caídas no serán el único peligro en el camino el jueves; Las hojas resbaladizas y húmedas podrían pegarse debajo de los automóviles y hacer que pierdan tracción. Se recomienda tomarlo con calma en las carreteras cubiertas de hojas mojadas.

    No se reportaron heridos de inmediato en relación con la tormenta.