Niegan libertad condicional a mujer que alentó a su novio a suicidarse

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Toma el control de la salud de tus senos

    La mujer de Massachusetts encontrada culpable en un controvertido caso de suicidio por mensajes de texto no recibió libertad condicional el viernes.

    Carter fue condenada en 2017 por homicidio involuntario en la muerte en 2014 de su novio Conrad Roy III, pero el juez le permitió permanecer libre mientras apelaba. El tribunal más alto de Massachusetts confirmó su condena, diciendo que sus acciones causaron la muerte de Roy.

    Un abogado de Carter había instado al juez a permitir que la joven de 22 años permanezca fuera de la cárcel mientras llevaban su caso a la Corte Suprema de los Estados Unidos. Sus abogados argumentaron que no tenía antecedentes penales, que no había intentado huir y que había estado recibiendo tratamiento de salud mental.

    Pero después de que un juez dictaminó que debía comenzar su sentencia, Carter fue detenida. Ella comenzó a cumplir su condena de 15 meses de cárcel en febrero.

    En julio, la Oficina del Sheriff del condado de Bristol dijo que Carter todavía estaba bajo su custodia, pero que actualmente no se encontraba en un centro correccional en el condado.

    La oficina del alguacil no proporcionó de inmediato más información sobre el paradero de Carter o las circunstancias de su mudanza.

    Michelle Carter sentenciada a 15 meses de cárcel por incitar suicidio de su novio

    [TLMD - Boston] Michelle Carter sentenciada a 15 meses de cárcel por incitar suicidio de su novio

    Michelle Carter fue condenada en junio y enfrentaba hasta 20 años de prisión por incitar el suicidio de Conrad Roy III

    (Publicado jueves 19 de septiembre de 2019)

    Carter tenía 17 años cuando Roy, de 18 años, se quitó la vida en Fairhaven, una ciudad en la costa sur de Massachusetts en julio de 2014. Su caso atrajo la atención internacional y proporcionó una mirada inquietante a la depresión y el suicidio en adolescentes.

    Carter y Roy lucharon con la depresión, y Roy había tratado de suicidarse previamente. Su relación consistía principalmente en mensajes de texto y otras comunicaciones electrónicas.

    En docenas de mensajes de texto revelados durante su juicio, Carter presionó a Roy para que pusiera fin a su vida y lo castigó cuando dudó. Cuando Roy se pidió perdón para posponer sus planes, sus mensajes se hicieron más insistentes.

    En el juicio, el abogado de Carter argumentó que Carter había tratado inicialmente de disuadir a Roy de suicidio y lo alentó a buscar ayuda. Su abogado dijo que Roy estaba decidido a suicidarse y que nada de lo que hizo Carter podría cambiar eso.

    Sus abogados de apelaciones dijeron que no había evidencia de que Roy hubiera vivido si Carter hubiera pedido ayuda. También argumentaron que no había pruebas suficientes para demostrar que Carter le dijo a Roy que volviera a su camioneta, donde se quitó la vida.

    Su llamada telefónica con Roy no se grabó, pero los fiscales señalaron un mensaje que Carter le envió a un amigo dos meses después en el que dijo que calificó la muerte de Roy como su culpa y que le dijo a Roy que "volviera" a la camioneta.

    Si está en crisis, llame a la Línea Nacional para la Prevención del Suicidio al 800-273-8255 o comuníquese con la Línea de texto de crisis enviando el mensaje de texto "Home" al 741741.