Padre de niño enfermo enfrenta deportación