Seguridad en Maratón de Boston se vio reforzada

DÍAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Seguridad en Maratón de Boston se vio reforzada

    Alrededor de 5,000 policías uniformados y encubiertos, drones, perros detectores de bombas y camiones protegieron el evento.

    (Publicado lunes 16 de abril de 2018)

    Alrededor de 5,000 policías uniformados y encubiertos, drones, perros detectores de bombas y camiones que bloquean algunas calles son solo algunas de las medidas de seguridad que se utilizaron para proteger a los corredores y espectadores en el Maratón de Boston.

    La coordinación de seguridad involucró a ocho ciudades y pueblos, así como a 7.500 a 8.000 empleados de seguridad pública que incluyeron a casi 5.000 agentes del orden público uniformados y vestidos de civil y la Guardia Nacional.

    5 años del atentado del Maratón de Boston

    [TLMD - Boston] 5 años del atentado del Maratón de Boston

    Una mirada a los acontecimientos del 15 de abril de 2013 y la respuesta de la ciudad a una tragedia.

    (Publicado domingo 15 de abril de 2018)

    La policía voló tres drones atados que viajan a 400 pies por encima del recorrido de la maratón.

    El director de la Agencia de Manejo de Emergencias de Massachusetts, Kurt Schwartz, dijo que el plan de seguridad refleja las lecciones aprendidas de maratones de Boston anteriores, así como los tiroteos y ataques en Las Vegas llevados a cabo por personas que conducen vehículos en Europa.

    MEMA albergó un centro de comando uniformado que contó con 250 personas para garantizar la seguridad pública. Schwartz dice que el objetivo es mantener el maratón de Boston como un evento familiar.

    La seguridad se ha reforzado a lo largo de la ruta de 26.2 millas desde 2013, cuando las bombas plantadas cerca de la línea de meta mataron a tres espectadores e hirieron a más de 260 más.

    En los últimos años, las autoridades han utilizado aviones no tripulados de vigilancia, perros detectores de bombas y aviones equipados con tecnología para detectar una bomba "sucia" radiológica.