MBTA

Acusan a chofer de MBTA por una agresión “profundamente perturbadora” contra una pasajera

Ali Ennab, de 45 años, de Revere, que es empleado de Paul Revere Transportation LLC, fue procesado el martes en la División de East Boston del Tribunal Municipal de Boston

Telemundo

Un conductor de autobús contratado por MBTA enfrenta múltiples cargos luego de que las autoridades dijeron que fue capturado por un sistema de vigilancia a bordo cometiendo un asalto "profundamente perturbador" contra una pasajera.

Ali Ennab, de 45 años, de Revere, que es empleado de Paul Revere Transportation LLC, fue procesado el martes en la División de East Boston del Tribunal Municipal de Boston por cargos de secuestro, agresión con intención de violación y agresión indecente y agresión a una mujer que era pasajera en el autobús que estaba operando, anunció la fiscal de distrito Rachael Rollins.

Las autoridades alegan que Ennab atacó a una mujer mientras estaba a bordo del autobús número 713 de Orient Heights a Winthrop el sábado por la noche. La víctima, que no habla inglés, era la única persona en el autobús en el momento del asalto, dijeron los fiscales.

Según las autoridades, la mujer fue recogida en Orient Heights alrededor de las 7:20 p.m. Ella estaba hablando por teléfono y se perdió su parada y luego usó una aplicación de traducción para pedirle al conductor que la llevara de regreso a Orient Heights.

El conductor del autobús comenzó a hablar con ella y se identificó como Ali, pero no regresó a Orient Heights, dijeron las autoridades. En cambio, supuestamente detuvo el autobús en una parada cerca de la playa en Winthrop. La víctima comenzó a sentirse nerviosa porque era la única pasajera en ese momento.

Las autoridades afirman que Ennab apagó el autobús, se levantó, se sentó junto a la víctima y la rodeó con el brazo. Luego supuestamente la acercó más a él y la besó en la mejilla.

Ennab le dijo a la víctima que podía conseguirle una tarjeta de residencia, dijeron las autoridades, y ella respondió que tiene un esposo y no necesita una tarjeta de residencia. La mujer volvió a pedirle a Ennab que abriera las puertas porque quería bajarse del autobús.

Las autoridades dicen que Ennab pidió el número de la mujer y ella llamó a su teléfono desde su teléfono para que su número estuviera allí en caso de que le pasara algo. Ennab supuestamente luego comenzó a comer y se negó a abrir las puertas para dejar a la mujer bajar del autobús.

Después de comer, Ennab puso en marcha el autobús y la mujer empezó a caminar hacia las puertas, pero Ennab supuestamente volvió a apagar el autobús.

La mujer nuevamente le pidió que abriera las puertas, momento en el que las autoridades alegan que Ennab se abalanzó sobre la mujer, le arrancó la máscara y la besó en la cara. Le tocó el cuerpo y le puso la mano en los pantalones. Ella le rogó que se detuviera y él continuó agrediéndola. Grabó el audio del asalto en su teléfono. En el audio, se puede escuchar a la víctima en español suplicando al conductor que se detenga y abra la puerta. Él responde: "Yo, soy tu novio, está bien". Ella continúa diciéndole que no y que abra la puerta. Cuando una mujer no identificada caminó cerca del autobús, aparentemente hizo que Ennab abriera la puerta permitiendo que la víctima se fuera.

“Para decir lo obvio: una mujer debería poder viajar en un autobús público sin temor a ser secuestrada o agredida sexualmente. Las mujeres, al igual que todas las personas, tienen derecho a no ser acosadas, violadas, dañadas u objetivadas", dijo Rollins. “Como dije, los padres deben comenzar a hablar con sus hijos, y los hombres deben contarles a sus hermanos, amigos y colegas sobre una nueva visión de la masculinidad en la que los hombres están trabajando para poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas. Las acusaciones descritas en este caso son profundamente inquietantes", agregó.

El estado solicitó una fianza de $25,000 y varias condiciones, incluida la entrega de su pasaporte, permanecer en Massachusetts, mantenerse alejado de la víctima, no trabajar como conductor de autobús o cualquier empresa de transporte de alquiler y someterse al rastreo por GPS.

El juez estableció una fianza de $10,000 en efectivo y otorgó todas las condiciones solicitadas excepto el requisito de permanecer en Massachusetts y, en cambio, requirió el confinamiento en el hogar.

El estado también presentó una moción para revocar la fianza en un caso de agresión en Malden, lo cual fue permitido.

Ennab, quien estuvo representado en la lectura de cargos por el abogado Ross Schreiber, debe regresar a la corte el 25 de mayo.

Contáctanos