Massachusetts

Acusan a mujer de defecar en estacionamiento en Natick

Andrea Grocer, de 51 años, de Ashland, fue arrestada el miércoles cerca de Natick Outdoor Store

Telemundo

Una mujer está acusada de defecar en el estacionamiento de una tienda de Massachusetts nueve veces en los últimos meses después de que la policía dijo que la atrapó en el acto el miércoles.

Andrea Grocer, de 51 años, de Ashland, fue arrestada el miércoles cerca de Natick Outdoor Store, según un informe de la policía de Natick. El dueño de la tienda dijo que lo había hecho nueve veces, pero fue arrestada por ocho cargos de daño a la propiedad.

Según el documento judicial, un oficial había vigilado el estacionamiento de la tienda después de una serie de quejas sobre una mujer que defecaba en el área. El oficial escribió que confirmó que Grocer defecó por la puerta del lado del conductor de su automóbil, una Lincoln MKX 2018, alrededor de las 6:55 a.m., después de que el lote se había despejado.

Había esperado unos 10 minutos para que saliera el tren de cercanías y los autobuses de enlace, luego abrió la puerta de su camioneta para crear una barrera, dijo la policía. Grocer se alejó después de solo unos segundos, lo que permitió al oficial confirmar que quedaban heces en el lugar.

El oficial detuvo a Grocer y le dijo que la que había visto. Según el informe policial, dijo que tiene síndrome del intestino irritable (IBS, por sus siglas en inglés) y que se dirigía a la casa donde trabaja como niñera.

El oficial señaló que había varios baños públicos cercanos y supuestamente respondió disculpándose de que no volvería a aliviarse en el estacionamiento de la tienda. El oficial luego confirmó con el empleador de Grocer que ella tenía acceso al baño de la casa.

La policía comenzó a investigar la situación en diciembre, cuando el propietario de Natick Outdoor Store les dijo que encontró heces humanas en su propiedad al menos ocho veces desde octubre, proporcionando a la policía una placa de matrícula parcial que coincidía con la de Grocer.

"Al principio, pensaron que era un animal, pero luego notaron el papel higiénico y otras toallitas, elementos a los que los animales no tendrían acceso", dijo la teniente Cara Rossi a Metro West Daily News.

El dueño de la tienda dijo que no conoce a la sospechosa y no está segura de por qué defecaría en el estacionamiento de su tienda.

Grocer enfrenta cargos que incluyen ocho cargos de daño a la propiedad. Fue puesta en libertad sin fianza el miércoles y debe regresar a la corte el 2 de marzo, según el Metro West Daily News.

No estaba claro de inmediato si tenía un abogado que pudiera hablar de los cargos.

Contáctanos