Reconocimiento Facial

Boston aprueba prohibición de tecnología de reconocimiento facial

La ordenanza evitaría que la policía de Boston use cualquier sistema de vigilancia facial

Telemundo

El Ayuntamiento de Boston votó por unanimidad el miércoles para aprobar una prohibición sobre el uso de la tecnología de reconocimiento facial por parte del gobierno de la ciudad.

La medida convierte a Boston en la segunda ciudad más grande de EE. UU. después de San Francisco en promulgar una prohibición. La ciudad se une a varias otras comunidades de Massachusetts que aprobaron prohibiciones similares, incluidas Cambridge, Springfield, Northampton, Brookline y Somerville.

La medida convierte a Boston en la segunda ciudad más grande de Estados Unidos después de San Francisco en promulgar una prohibición.

"Boston no debe usar tecnología racialmente discriminatoria que amenace la privacidad y los derechos básicos de nuestros residentes", dijo en un comunicado la concejal de la ciudad de Boston, Michelle Wu. "La confianza de la comunidad es la base de la seguridad pública y la salud pública".

El impulso se produce después de que varios estudios hayan demostrado que los sistemas actuales de reconocimiento facial tienen más probabilidades de errar cuando se identifican personas con piel más oscura.

"Si bien la vigilancia facial es un peligro para todas las personas, sin importar el color de su piel, la tecnología es una amenaza particularmente grave para las personas negras y marrones", dijo el concejal Ricardo Arroyo en un comunicado.

La ordenanza, que usa un lenguaje similar a otras versiones de la ley aprobada en otros municipios, evitaría que los departamentos de la ciudad, incluida la policía de Boston, utilicen cualquier sistema de vigilancia facial. Los funcionarios de la ciudad dicen que la tecnología no es utilizada actualmente por el Departamento de Policía de Boston.

Wu y Arroyo propusieron la ordenanza, que fue a votación poco antes de las 12:45 p.m. el miércoles. La medida ahora va al escritorio del alcalde de Boston, Marty Walsh. Si no toma medidas en 15 días, automáticamente se convierte en ley.

La American Civil Liberties Union-Massachusetts ha estado impulsando un proyecto de ley en Beacon Hill que tiene como objetivo establecer una moratoria estatal sobre el uso del gobierno de la vigilancia facial y otras tecnologías de detección biométrica remota hasta que la Legislatura imponga controles y equilibrios para proteger el interés del público.

The Boston Business Journal contribuyó a este reporte.

Contáctanos