Hartford

Departamento de Niños respondió a 18 incidentes en la casa de un niño de 2 años que murió al caer por una ventana en Hartford

Telemundo

El Departamento de Niños y Familias en Connecticut (DCF, por sus siglas en inglés) dijo que respondió a un total de 18 informes que involucraban a la familia de un niño pequeño que murió después de caerse de una ventana del tercer piso en Hartford el mes pasado.

La madre del niño ha sido acusada de homicidio involuntario en relación con su muerte.

MANTENTE INFORMADO

icon

Mira sin costo Telemundo Nueva Inglaterra, 24/7, donde quiera que estés.

icon

Recibe las noticias locales y los pronósticos del tiempo directo a tu email. Inscríbete para recibir newsletters de Telemundo Nueva Inglaterra aquí.

Los equipos de emergencia respondieron a la cuadra 1000 de Capitol Avenue alrededor de las 3:30 p.m. el sábado 22 de julio después de que Corneliuz Williams, de 2 años, cayera y los oficiales encontraran al niño con heridas graves. Fue transportado a Connecticut Children's y murió dos días después.

Los investigadores dijeron que Tabitha Frank, de 34 años, había dejado a cinco niños de entre 2 y 12 años desatendidos en el apartamento, que estaba en condiciones deplorables e inhabitables, y las autoridades creen que se cayó a través de una pantalla mosquitera de la ventana.

La policía dijo que Frank les dijo que se fue a una tienda a comprar artículos de primera necesidad. Inicialmente fue acusada de 10 cargos de riesgo de lesiones a un menor: dos cargos de riesgo de lesiones por niño y uno por sospecha de dejarlos desatendidos y uno por la supuesta condición del apartamento, según las autoridades.

En la orden de arresto, los oficiales que respondieron a la casa el mes pasado describieron las condiciones del apartamento y dijeron que encontraron insectos, comida mohosa, líquidos cuajados y basura y olores a excrementos humanos en la casa.

El abogado de Frank, Wesley Spears, dijo que el DCF estatal le falló a la familia. DCF dijo que la última visita al apartamento fue a mediados de junio, más de un mes antes de la trágica muerte de Corneliuz.

El departamento dijo que, en base a esa visita, no se justificaba una mayor participación de los servicios de protección infantil y que el caso estaba en proceso de cierre. DCF dijo que contrataron a un proveedor comunitario que estaba conectado con la familia para ayudar a Frank a mantener a sus cinco hijos.

“Se necesitan los esfuerzos colectivos de todos los miembros de nuestra comunidad (familiares, vecinos, profesionales y ciudadanos preocupados) para garantizar que los niños puedan permanecer en casa de manera segura”, dijo DCF en un comunicado. "Un simple gesto de ofrecer ayuda puede cambiar la vida de un niño y su cuidador".

Según un portavoz de DCF, las condiciones en el hogar cumplían con los criterios legales de negligencia física en 2016, antes de que naciera Corneliuz.

La familia de Frank dijo que los otros niños están con parientes. La investigación está en curso. Se solicita a cualquier persona que tenga información que llame a la línea de información del HPD al (860) 722-TIPS.

Contáctanos