incendio de yate

Dos personas rescatadas de incendio de un yate en NH hablan de su “angustiosa” experiencia

Arthur "Kitt" Watson y su esposa Diane dijeron que lo perdieron todo cuando su yate, Too Elusive, ardió en llamas el sábado

U.S. Coast Guard Northeast

Arthur "Kitt" Watson y su esposa Diane sólo pudieron ver el sábado cómo su casa -un yate de más de 70 pies- ardía en llamas.

La pareja y su primer oficial Jarrod Tubbs, así como los dos Goldendoodles de los Watson, se lanzaron al frío del río Piscataqua después de que las llamas y el espeso humo negro empezaran a salir de su embarcación, Too Elusive.

Los Watson hablaron con Adam Harding, de la NBC de Nueva York el domingo desde Maine, donde se están quedando con la familia por el momento, mientras averiguan qué hacer a continuación.

La pareja llevaba más de un año viviendo en su barco con sus dos perros y Tubbs. Salieron de la bahía de Buzzards el sábado por la mañana y se dirigían a Maine cuando olieron el humo al entrar en Little Harbor, en New Castle, New Hampshire, alrededor de las 4 de la tarde.

"Fue cuestión de 15 segundos desde que olimos el humo hasta que las llamas se propagaron, fue la experiencia más aterradora y angustiosa que hemos vivido", reveló Kitt Watson, de 66 años.

"Dije: 'coge los fideos (flotadores de piscina), coge un perro y vámonos, tenemos que salir de este barco'", recordó Diane Watson, de 57 años, señalando que no podían llegar a los chalecos salvavidas que había a bordo.

Kitt Watson calcula que estaban a 100 metros del puerto deportivo de Wentworth cuando todos se lanzaron al agua. Dice que dudó por un segundo, sabiendo el frío que haría.

Los Watson dicen que se alejaron nadando del barco, dado que estaba en llamas y había 1.500 galones de combustible diesel a bordo.

"Estaba asustada, pensé que el barco iba a explotar", dijo Diane Watson.

Mientras utilizaban filotadores de piscina para mantenerse a flote, sus pertenencias seguían ardiendo ante sus ojos.

"Toda nuestra vida estaba en ese barco", dijo Kitt Watson.

"Sucedió tan rápido, fue aterrador lo rápido que sucedió", dijo Kitt Watson.

"Y lo rápido que se quemó", añadió Diane Watson. "…es algo que se ve en la televisión".

Kitt Watson calcula que estuvieron en el agua entre 5 y 10 minutos, tiempo suficiente para que se produjera la hipotermia, antes de que llegara la ayuda.

Diane Watson y Tubbs, así como los perros, fueron recogidos por un pescador de langostas, mientras que un segundo buen samaritano sacó a Kitt Watson del agua.

Los Watson y Tubbs, de 33 años, fueron trasladados a un hospital, tratados y dados de alta. Se alegran de estar vivos y dicen que todo el mundo se desvivió por ayudarles después.

La pareja dice que la gente les ayudó mucho cuidando de ellos, llevándoles ropa, llevándolos al hospital y cuidando de sus perros.

"Todo el mundo se volcó en ayudarnos", dijo Kitt Watson.

"Fue hermoso", añadió Diane Watson.

En cuanto a su yate, los guardacostas llamaron para informarles de que, a pesar de los esfuerzos por salvarlo, la embarcación quedó a la deriva en aguas de Maine y acabó hundiéndose unas dos horas después de la llamada inicial al 911.

"Tenemos que empezar toda nuestra vida de nuevo porque lo hemos perdido todo", compartió Kitt Watson, antes de que su esposa añadiera: "Pero estamos muy agradecidos de estar vivos, muy agradecidos".

La pareja, de New Canaan (Connecticut), dice no tener ni idea de cómo se inició el incendio, pero ambos se muestran firmes en que este incidente no les disuadirá de volver a vivir el estilo de vida en barco.

Los Watson quieren continuar su viaje, diciendo que a ambos les apasiona estar en el agua, así que por ahora están pensando en cómo reconstruir.

"Hoy hemos salido a comprar zapatos y calcetines, y tenemos que empezar de nuevo, un día a la vez, tomar un día a la vez", dijo Diane Watson.

Pero hasta que reciban el dinero del seguro que les permita comprar otro barco -algo que tardará un tiempo, dicen- los Watson tendrán que quedarse en tierra firme. Mientras tanto, agradecen el apoyo de sus familiares y amigos, y saben que esto podría haber acabado de forma muy diferente.

Contáctanos