Policía: Joven muere tras ser arrojado de auto que manejaba padre adoptivo ebrio

Según la policía, un estudiante de 17 años de Maloney High School que estaba en estado crítico después de un accidente en Meriden el lunes por la mañana, murió. La policía dijo anteriormente que el padre adoptivo del adolescente, que conducía el SUV en el que se encontraba el niño, estaba bajo la influencia.

La policía de Meriden dijo que Alex Medina, de 17 años, era un pasajero en el asiento trasero de un Nissan Pathfinder 2014 que se estrelló contra un poste de electricidad cerca de Baldwin Pond justo después de las 11 a.m. y fue expulsado del vehículo y se golpeó la cabeza con un árbol.

El adolescente fue transportado por LifeStar al hospital, donde estaba en cuidados intensivos. La policía dijo que no llevaba puesto el cinturón de seguridad. La policía dijo que Medina fue declarado muerto el jueves a las 7:30 p.m. y funcionarios escolares han sido notificados. 

Otro miembro de la familia que estaba de visita desde otro país estaba en el asiento delantero del SUV y fue transportado al Hospital Midstate para recibir tratamiento por lesiones menores.

La policía dijo que el conductor, James Bailey, de 65 años, falló una prueba de sobriedad en el lugar y tenía un nivel de alcohol en la sangre de una vez y media el límite legal de .08. No resultó herido en el accidente.

Bailey fue acusado de DUI, conducción imprudente, peligro imprudente y agresión en segundo grado con un vehículo motorizado.

Fue puesto en libertad después de pagar una fianza de $ 200,000 y debe presentarse en la corte el 15 de octubre.

La policía está investigando y pide a cualquier persona con información que llame al Departamento de Policía de Meriden al 203 630-6215.

Contáctanos