BOSTON

Juez verá demanda contra la ciudad de Boston por comienzo de clases

El sindicato presentó una orden judicial para detener las clases en persona la semana pasada

La demanda de Boston Teacher's Union contra la ciudad y el superintendente se presentará ante un juez el miércoles, ya que argumentan que las escuelas no son seguras para el aprendizaje en persona.

“Creo que abrimos sin un plan”, dijo la maestra de recursos de tercer grado María Rodrigues.

Los funcionarios de Boston ya retrasaron los planes para reabrir escuelas en la ciudad porque la tasa de positividad del coronavirus alcanzó el 4%. Pero los 1,300 estudiantes con mayores necesidades, que regresaron a clases a principios de este mes, todavía están aprendiendo en persona si sus padres así lo desean.

Pero el sindicato presentó una orden judicial para detener las clases en persona la semana pasada, alegando que la ciudad no cumple con su acuerdo de pasar al aprendizaje remoto si la tasa de infección por coronavirus aumenta por encima del 4%.

"Estamos argumentando que las Escuelas Públicas de Boston violan las reglas expresadas del acuerdo de seguridad, que dice que las escuelas pasarán a la enseñanza remota completa en caso de que la tasa de positividad supere el 4%", dijo la semana pasada Jessica Tang, presidenta de Boston Teachers Union .

Si bien el acuerdo establece que los maestros del sindicato tienen la opción de trabajar de forma remota cuando la tasa de casos positivos de COVID supera el 4%, se espera que regresen a los edificios cuando las autoridades digan que es seguro reabrir, según la ciudad.

"Nuestras escuelas son seguras", dijo Walsh el viernes. "Lo correcto ahora es tener escuela para los estudiantes más necesitados. Si los números llegan a un punto en el que es peligroso, entonces haremos lo correcto y pospondremos la escuela en el futuro".

Si bien el sindicato sostiene que no es seguro para los maestros regresar a las aulas, algunos padres dicen que el aprendizaje en persona es esencial para los estudiantes con necesidades especiales.

"Esto simplemente no es una opción para nuestros estudiantes", dijo la madre Kelsey Brendel. "Es una necesidad absoluta y les agradecemos por inscribirse para hacer el trabajo que no podemos hacer", agregó.

El grupo dijo que respaldaría a los maestros que no sientan que es seguro regresar al trabajo y enfrentar las repercusiones, e instó a los miembros a comunicarse con Walsh, la superintendente Brenda Cassellius y el presidente del comité escolar para expresar sus preocupaciones.

Los niños en edad preescolar y jardín de infantes que se suponía que debían presentarse en la escuela la semana del 15 de octubre ahora están programados para comenzar el 22 de octubre. Los grados 4 al 8 están programados para hacer la transición a un modelo híbrido la semana del 5 de noviembre, y los grados 9 al 12 la semana del 16 de noviembre.

Contáctanos