connecticut law

La ley ‘Red Flag’ en Connecticut podría ayudar a salvar vidas

Los miembros de la familia y los profesionales médicos ahora pueden levantar una "bandera roja" ellos mismos si creen que alguien está en riesgo inmediato de causar lesiones personales a sí mismos o a otros.

Desde que la ley "Bandera Roja" de Connecticut entró en vigencia en 1999, el Poder Judicial de Connecticut dijo que se han presentado 2605 órdenes de arresto por riesgo. Los defensores dicen que ha salvado potencialmente cientos de vidas en Connecticut de la violencia armada.

“Sabemos que esto funciona. Sabemos que por cada 10 veces que se utiliza, se salva al menos una vida”, dijo Mike Lawlor, profesor de justicia penal en la Universidad de New Haven.

“Hay casos claros en los que una tragedia era inminente y la policía pudo, debido a este mecanismo, intervenir, separar a alguien de sus armas de fuego y remitirlo para una evaluación de salud mental”, dijo Lawlor.

A partir del 1 de junio, según la ley recientemente ampliada, los miembros de la familia y los profesionales médicos ahora pueden levantar una "red flag" o "bandera roja" en español, si creen que alguien está en riesgo inmediato de causar lesiones personales a sí mismos o a otros con un arma de fuego.

“No ha sido poco frecuente que los psicólogos, los proveedores primarios, las enfermeras o incluso los consejeros se comuniquen diciendo: 'Tengo un paciente, tengo un cliente que presenta estas señales de advertencia'”, dijo Lawlor.

Ahora hay dos opciones en Connecticut para tratar de obtener una orden judicial que evite que una persona tenga o obtenga armas de fuego, armas o municiones mortales.

Si desea que la policía comience a investigar si alguien es un riesgo de inmediato, puede comunicarse con cualquier oficial de policía para pedirle que investigue si hay pruebas suficientes para solicitar al tribunal una orden de protección contra riesgos.

Si no quiere ir a la policía usted mismo, puede solicitar al tribunal una investigación de orden de protección contra riesgos acudiendo a cualquier G.A. Palacio de justicia para aplicar.

“Lo que hace la nueva ley es ampliar la discreción de la corte, de modo que ahora la corte no está obligada por ese período de un año solamente, la corte puede emitir una orden por más tiempo que ese año”, dijo Jeremy Stein de Connecticut Against Gun Violence.

Después de ese tiempo, la ley también permite que el propietario del arma presente una petición ante el tribunal si ha recibido ayuda y ya no existe un riesgo inminente de hacerse daño a sí mismo o a los demás.

Puede encontrar más información sobre cómo puede solicitar una investigación de orden de protección contra riesgos haciendo clic aquí.

Contáctanos