AMLO rechaza negociar con el crimen organizado

El presidente anuncia que la Guardia Nacional inicia operación en junio.

mexico-amenazas-cartel-jalisco

El presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó el miércoles de manera "categórica" que vaya a negociar con el crimen organizado y anunció que a mediados de junio comenzará a operar la Guardia Nacional con cerca de 25,000 efectivos. 

"No vamos a negociar con ninguna banda ni ninguna organización dedicada a cometer ilícitos. Se va actuar con rectitud e integridad. No va a haber componendas. Está bien pintada la frontera entre delincuencia y autoridad", dijo el mandatario en su rueda de prensa matutina desde el Palacio Nacional. 

El mandatario aseveró que tampoco se va a "perseguir a una banda para proteger a otra como se llegó a hacer" por parte de anteriores Gobiernos. 

"Vamos a resolver el problema grave de inseguridad y violencia. Cuando no hay vinculación entre la delincuencia y las autoridades, se avanza. Cuando no hay impunidad, cuando hay rectitud", sostuvo quien asumió el cargo el 1 de diciembre. 

Además, dijo los grupos criminales ya saben cuáles son las "características" del nuevo Gobierno. "Vamos a bajar la incidencia delictiva, vamos a hacerlo pronto y sin necesidad de negociar". 

López Obrador anunció que el miércoles se acordó que a mediados de junio estén operando las primeras 51 de 266 coordinaciones territoriales de la nueva Guardia Nacional, un cuerpo de seguridad integrado por policías y militares, que comenzará funciones con 25,000 efectivos. 

Además de combatir el crimen con la Guardia Nacional, el presidente reiteró su voluntad de "atender a las causas" que la generan, como la falta de oportunidades laborales y educativas para los jóvenes. 

"El ser humano no es malo por naturaleza, es producto de circunstancias", dijo López Obrador, quien defendió sus programas sociales para repartir becas y no "abandonar" a los jóvenes en las redes del crimen organizado. 

"Estoy optimista, vamos a garantizar la paz y la tranquilidad en el país", dijo el presidente, quien este lunes estableció un plazo de seis meses para que los datos de homicidios comiencen a descender. 

El mandatario agradeció a la ciudadanía que esté ayudando a combatir la violencia y aseveró que "entre todos vamos a hacer historia". 

México reportó 8,493 asesinatos en el primer trimestre de 2019, la cifra más alta desde 1997, cuando se comenzó a realizar este registro. 

El año pasado, todavía bajo la presidencia de Enrique Peña Nieto (2012-2018), se registraron 33,369 asesinatos, siendo el más violento desde 1997.

Contáctanos