Fall River

Madre de Fall River abre playground sensorial inspirado en su hijo

En solo tres meses, Melissa Carreiro dice que ha visto a cientos de niños y que su playground se está convirtiendo en una comunidad para familias que padecen autismo u otras afecciones que pueden dificultar pasar tiempo en público.

Telemundo

To read in English click here.

Inspirada por las necesidades de su hijo pequeño, una madre de Massachusetts abrió un espacio de juego sensorial en Fall River, Massachusetts.

Little Wanderers Sensory Play es un espacio diseñado específicamente para niños con sensibilidades sensoriales, que pueden ser experimentados por personas con autismo, TDAH, TOC o personas sin ningún diagnóstico oficial.

Para la propietaria Melissa Carreiro, es un proyecto familiar. La idea del negocio se le ocurrió a su hijo, Maddox, que tiene autismo.

"Comencé una vez que adopté a mi hijo, Maddox, y me di cuenta de que a medida que crecía. Tenía muchas dificultades para estar en espacios ruidosos, espacios brillantes, cualquier cosa que fuera demasiado abrumadora".

Carreiro, que tiene dos hijos mayores, adoptó a Maddox y a su hermana menor hace unos años. Mientras consideraba lo que debía hacer por su hijo, se le ocurrió un objetivo simple pero impactante: crear un lugar donde niños como Maddox pudieran reunirse, divertirse y sentirse seguros.

El negocio se autofinancia y ella dice que el apoyo de la comunidad fue abrumador, incluyendo ayuda para recaudar fondos hasta compras individuales.

"Sin esto, esas personas y la comunidad, no estaríamos abiertos hoy. La comunidad ha abierto sus puertas y todavía recibo llamadas telefónicas (preguntándome) ¿Puedo comprar algo más o cualquier cosa?".

Carreiro dice que se invirtió una gran cantidad de investigación y planificación para encontrar formas de mantener a los niños interesados sin sobreestimularlos. La sala de juegos fue diseñada pensando en niños de 0 a 8 años, pero no hay un límite de edad establecido. Ella siempre está buscando nuevos juguetes o ideas para mantener fresco el espacio.

“Notarás que todo está meticulosamente colocado para que tengan su propio espacio para jugar con ese juguete. Pueden agarrarlo e ir a un espacio donde no haya muchas otras cosas a su alrededor. Colores de tonos neutros para que no sea tan abrumador”.

No es raro que los padres de niños con autismo terminen aislados y tengan menos probabilidades de salir por temor a una crisis en público. Si bien muchos lugares ofrecerán eventos sensoriales, el objetivo de Carreiro era crear ese espacio seguro en cualquier momento, cualquier día.

“Dices, no quiero salir en público porque mi hijo se va a sentir abrumado o no quiero ir a esa fiesta de cumpleaños porque él no puede ir. Por ejemplo, ¿cómo le dices a tu hijo que no puedes ir a esa fiesta de cumpleaños? explicó Carreiro. "En este lugar no tienes que dar esas explicaciones a tu hijo".

Algunas familias vienen sólo a jugar. Otros utilizan el espacio para servicios de intervención temprana. Carreiro organiza eventos grupales y cuenta con un salón para eventos como fiestas de cumpleaños. También está trabajando en la creación de un “cuarto silencioso” que los niños y los cuidadores puedan usar para escapar si hay demasiado ruido en el espacio común.

En sólo tres meses, Carreiro dice que ha visto a cientos de niños y que el espacio se está convirtiendo en una comunidad para familias que enfrentan autismo u otras condiciones que pueden dificultar pasar tiempo en público.

“Vienen aquí y me dicen: Nunca he visto a mis hijos quedarse en un lugar y divertirse. Es reconfortante. Tus hijos se están divirtiendo, pero ahora también nos apoyamos el uno al otro, contamos historias y todos nos convertimos en grandes amigos”, dijo.

Agregó algo de sabiduría, señalando que puede ser difícil para los padres saber qué hacer cuando a su hijo se le etiqueta con un diagnóstico. Su mensaje para cualquier padre que esté teniendo dificultades es el siguiente:

"Su hijo aprenderá a su propio ritmo. Su hijo estará bien pase lo que pase. Estará bien. No deje que nadie más le diga en qué escala debe estar".

Little Wanderers ofrece una variedad de opciones para familias, incluidos pases de un día, tarjetas perforadas, membresías y eventos. También ofrecen un descuento para familias de acogida.

El espacio de juego está ubicado en 418 Quequechan St., en el mismo edificio que la Academia AMP. Para obtener más información, visite su página de Facebook.

Más recursos para familias

Autism Speaks

Centros de apoyo al autismo en Massachusetts

Eventos para personas con necesidades especiales del área metropolitana de Massachusetts

Contáctanos