Desaparición de normalistas: marchas y estragos

arden-autos-mexico02

Familiares de los 43 estudiantes mexicanos desaparecidos en septiembre pasado y simpatizantes de la causa se manifestaron este fin de semana por calles de Nueva York y, frente a la sede de la ONU, prometieron no descansar hasta que vuelvan a verlos.

 

"Ya estoy hasta la chingada. Ya son siete meses y no sabemos nada de nuestros hijos", afirmó Clemente Rodríguez, padre de Cristian, uno de los jóvenes que se los llevaron el 26 de septiembre de 2014 del municipio de Iguala, en el estado sureño de Guerrero.

Según la versión oficial, desaparecieron a manos de autoridades corruptas y miembros del cártel Guerreros Unidos, quienes los asesinaron e incineraron sus restos en un basurero en el municipio vecino de Cocula.

[Denuncia: sorprenden violador de niña en pleno acto y en video]

Las familias, sin embargo, no creen en la versión oficial y siguen reclamando a las autoridades que den con el paradero de los jóvenes, estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa.

En la marcha, que incluyó en el trayecto la sede del Consulado de México en Nueva York y terminó en una calle situada al frente de la sede de Naciones Unidas, participaron centenares de personas, la mayoría mexicanos, simpatizantes de la causa.

[En video: bolas de granizo destruyen parabrisas]

 
 

Por otra parte, el caso elevó este domingo la tensión en México previa a las elecciones del 7 de junio al producirse actos vandálicos en Chilpancingo, capital del estado, tras una marcha por los siete meses del suceso.

Al llegar al Congreso estatal de Guerrero, un grupo de estudiantes de distintos estados pertenecientes a la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México se hizo con seis camionetas de reparto, que introdujeron en la explanada del recinto.

A continuación, incendiaron varios de los vehículos, que ardieron frente de la fachada del edificio legislativo.

Estos hechos ejercen más presión sobre los elecciones del 7 de junio, cuando 83 millones de mexicanos elegirán 1.996 cargos, incluidos 500 diputados federales y los gobernadores de nueve estados.

 

Entre ellos Guerrero, que acumula varios incidentes.

Contáctanos