MBTA

MBTA predice un déficit de $230 millones cuando se agote la ayuda federal

La MBTA podría llegar al borde de un "acantilado" financiero en el año fiscal 2024, cuando la agencia habrá agotado todos los casi $2 mil millones en ayuda federal por el COVID-19 que recibió y enfrentará una brecha presupuestaria de más de $230 millones, dijeron funcionarios el jueves.

Al presentar una proyección de presupuesto de varios años a los miembros de la junta, la directora financiera de MBTA, Mary Ann O'Hara, dijo que el T utilizará alrededor de $316 millones en ingresos únicos para equilibrar su plan de gastos del año fiscal 2023 y tendrá alrededor de $100 millones restantes para el año siguiente. Pero ese remanente no será suficiente para cerrar una brecha cada vez mayor entre el dinero que ingresa la MBTA y el dinero que gasta para operar trenes y autobuses, particularmente con la lentitud en la recuperación del número de pasajeros después del cráter en los primeros días de la pandemia.

"En el año fiscal 24, incluso después de usar alrededor de $100 millones en el año fiscal 24, todavía tenemos una brecha de $236 millones", dijo O'Hara. "Nuestro precipicio fiscal está entonces en el año fiscal '24".

El equipo financiero de la MBTA espera que la presión siga creciendo en los años siguientes. Según los arcos de ingresos y costos, el T podría enfrentar una brecha presupuestaria de entre $341 millones y $551 millones para el año fiscal 2027, según la presentación de O'Hara.

Los costos están creciendo más rápido que los ingresos en la T, impulsados ​​en parte por las tendencias de pasajeros impulsadas por COVID y también por una inversión significativa en mejoras de seguridad recomendadas por un panel independiente, un nuevo servicio en la Extensión de la Línea Verde y el próximo South Coast Rail, y la inflación del combustible, dijo O´Hara. Agregó que las tarifas y los ingresos de fuente propia solo representaron el 9% del dinero que la agencia espera recaudar en el año fiscal 22 y el resto proviene de los subsidios del gobierno local, estatal y federal.

Los funcionarios no han presentado ningún plan específico para aumentos de tarifas o recortes de servicios para abordar el inminente déficit de fondos, y los líderes legislativos han mostrado un interés mínimo en repensar cómo el estado financia el transporte público. Durante la discusión preliminar del jueves, O'Hara dijo que la T está "limitada en la forma de resolver completamente nuestros desafíos presupuestarios de forma independiente".

"Los niveles de servicio, el mantenimiento y la seguridad representan el 90% de nuestros gastos operativos. Si miramos el presupuesto (del año fiscal) 22, eso deja alrededor de $200 millones en gastos para analizar", dijo.

La MBTA ya está planeando redirigir $500 millones hacia una variedad de proyectos de capital que incluyen inversiones en seguridad, infraestructura de autobuses eléctricos, esfuerzos de retención de la fuerza laboral y programas de subvenciones equivalentes para abordar las necesidades a corto plazo con el apoyo de fondos federales únicos.

Contáctanos