Massachusetts

Asistente médico del MGH acusado de realizar examen no autorizado a paciente

Leonardo Hernández, de 29 años, de Jamaica Plain fue procesado el lunes en BMC Central por un cargo de agresión indecente y agresión a una persona mayor de 14 años.

Telemundo

Un asistente médico del Mass General Hospital ha sido acusado de agresión indecente y agresión después de realizar un examen no autorizado a un paciente, anunció el fiscal de distrito Kevin Hayden.

Leonardo Hernández, de 29 años, de Jamaica Plain fue procesado el lunes en BMC Central por un cargo de agresión indecente y agresión a una persona mayor de 14 años, dijeron autoridades.

MANTENTE INFORMADO

icon

Mira sin costo Telemundo Nueva Inglaterra, 24/7, donde quiera que estés.

icon

Recibe las noticias locales y los pronósticos del tiempo directo a tu email. Inscríbete para recibir newsletters de Telemundo Nueva Inglaterra aquí.

El 12 de abril, la policía de Boston dijo que recibió un informe sobre un incidente ocurrido en Mass General Dermatology. La víctima dijo que había acudido a la unidad varias semanas antes para buscar atención médica, y cuando su médico salió de la habitación, un hombre llamó a la puerta. Luego, un hombre entró en la sala de examen. La víctima dijo que reconoció al hombre de citas anteriores.

El hombre, posteriormente identificado por autoridades como Hernández, le preguntó a la víctima si le gustaría hacerse un examen de la piel debido a una posible afección en su pie. La víctima dijo que si el examen fuera necesario entonces le gustaría hacérselo. No le habían informado de un examen adicional, pero asumió que el médico lo había solicitado, según investigadores.

Se alega que Hernández le proporcionó a la víctima una bata de hospital y salió de la habitación cerrando la puerta detrás de él. Luego, Hernández volvió a entrar rápidamente a la habitación antes de que la víctima tuviera la oportunidad de quitarse la ropa. Hernández permaneció en la habitación mientras la víctima se quitaba los jeans y habría comenzado a examinarla.

La víctima dijo que Hernández se agachó y comenzó a tocarle la pierna derecha, pasando las puntas de los dedos por su pierna. Hernández luego levantó su ropa interior dejando al descubierto sus glúteos y repitió esto en el lado izquierdo. Hernández supuestamente le informó a la víctima que estaba realizando un examen normal y que necesitaría revisar su abdomen con ambas manos, Hernández luego solicitó ver el seno de la víctima. La víctima se negó. Hernández presuntamente pidió aproximadamente cuatro veces ver el seno de la víctima antes de intentar bajarle la bata de hospital. Ante las repetidas negativas de la víctima, Hernández abandonó la sala de examen.

Al día siguiente, la víctima se comunicó con su médico para preguntarle si había ordenado algún examen de seguimiento, y el médico dijo que no lo había hecho y que este tipo de examen no está dentro de la descripción del trabajo de Hernández, de acuerdo con la investigación.

“Felicito a esta víctima por hablar cuando determinó que esta situación simplemente no era correcta. Todos los pacientes tienen derecho a un tratamiento seguro y ético durante sus citas médicas. Cualquiera que ponga en peligro la seguridad de un paciente o abuse y exceda sus responsabilidades profesionales será considerado responsable”, dijo Hayden.

Las víctimas de cualquier delito, incluida la violencia doméstica o sexual, deben llamar al 911 en caso de emergencia. Puede comunicarse con SafeLink, una línea directa estatal de violencia doméstica, al 877-785-2020.

Hernández fue puesto en libertad bajo responsabilidad personal y se le ordenó mantenerse alejado del lugar del delito. Debe regresar a la corte el 24 de julio para una audiencia previa al juicio.

Contáctanos