Fitchburg

Oficial canino muere baleado, hallan sospechoso muerto durante enfrentamiento en Fitchburg

Telemundo

Un hombre que se atrincheró dentro de una casa en Fitchburg, Massachusetts, el martes disparó y mató a un policía K-9 antes de aparentemente suicidarse, según la Policía Estatal de Massachusetts.

Autoridades dijeron que el enfrentamiento inició alrededor de las 11 de la mañana en Oliver Street, un vecindario altamente poblado por hispanos.

El sospechoso, identificado como Matthew Mack, de 38 años, era buscado por cargos relacionados con un tiroteo a principios de este mes y los investigadores lo tenían vigilado en una casa en Oliver Street. Cuando fue contactado por miembros del equipo de Detención de Fugitivos Violentos de Massachusetts, Mack supuestamente se atrincheró dentro de la casa.

La policía creía que Mack estaba armado y era "propenso a la violencia". Se llamó a un equipo SWAT y a negociadores de crisis para tratar de convencerlo de que abandonara el edificio, pero él continuó negándose, según la policía estatal.

Luego de varias conversaciones con Mack y sus familiares, alrededor de las 2:50 p.m. se llamó a un equipo, incluido el oficial canino Frankie y su socio, para tratar de detener a Mack. En ese momento, según la policía, Mack disparó varias veces al equipo, impactó al perro y luego volvió a entrar.

Frankie fue llevado de urgencia al hospital, donde fue declarado muerto. Ninguno de los oficiales humanos resultó herido.

Los negociadores intentaron nuevamente contactar a Mack pero no tuvieron éxito. Mack fue encontrado muerto dentro de la casa de una aparente herida de bala autoinfligida alrededor de las 5:20 p.m., cuando la policía estatal envió un dron para evaluar la situación.

Ninguno de los oficiales que respondieron a la escena disparó sus armas.

Frankie tenía casi 11 años y había sido miembro de la Policía Estatal de Massachusetts durante nueve años.

"Frankie tenía todos los rasgos que buscamos en un buen oficial de la ley, canino o humano: inteligencia, inmenso coraje y dedicación para proteger al público. Era el compañero más leal que haya tenido cualquier policía", dijo el coronel de la policía estatal Christopher Mason en una declaración.

Frankie es el primer perro de la policía estatal de Massachusetts que muere en el cumplimiento del deber.

Contáctanos