MEXICO

Forenses recrean el secuestro de estadounidenses en México

Especialistas realizaron la diligencia en Matamoros, Tamaulipas, donde el pasado 3 de marzo presuntos narcotraficantes atacaron a cuatro estadounidenses, de los cuales dos murieron.

EFE

MATAMOROS - Especialistas de la Fiscalía General del Estado de Tamaulipas (FGJT) realizaron este sábado una diligencia pericial en la zona fronteriza donde el pasado 3 de marzo presuntos narcotraficantes atacaron a cuatro estadounidenses, de los cuales dos murieron.

Tres semanas después del ataque en la ciudad de Matamoros que costó la vida a Zindell Brown y Shaeed Woodard, funcionarios de la FGJT, agentes de la Guardia Nacional, policía estatal y de la Secretaría de Marina, bloquearon las calles aledañas al sector para impedir el paso de automovilistas y peatones.

MANTENTE INFORMADO

icon

Mira sin costo Telemundo Nueva Inglaterra, 24/7, donde quiera que estés.

icon

Recibe las noticias locales y los pronósticos del tiempo directo a tu email. Inscríbete para recibir newsletters de Telemundo Nueva Inglaterra aquí.

Tras el cierre de las vías, se presentaron los forenses para recrear, con apoyo de personal, cada momento del episodio donde fueron agredidos a balazos el grupo de norteamericanos que había ingresado a México por el Puente Internacional “Ignacio Zaragoza” que conecta con la ciudad de Brownsville, Texas.

Los peritos emplearon cinco unidades para escenificar el ataque y recabar datos para continuar con las investigaciones que empezaron el pasado martes 7 del mes en curso, al momento de ser encontrados con vida Latavia Washington McGee y Eric James Williams en una casa de madera del ejido Tecolote, donde también se hallaron los cuerpos sin vida de sus compañeros.

Por lo menos en cuatro ocasiones, las autoridades reconstruyeron una escena similar a la que se pudo observar en un video que se grabó y difundió en redes sociales y que muestra el momento en el que civiles armados dispararon a los extranjeros para luego subirlos a una camioneta y trasladarlos a diversos puntos de la localidad hasta dejarlos en el sector rural.

En la reconstrucción, varios hombres seguían a una camioneta similar a la usada por los estadounidenses, a la que sacaron de la carretera, para después bajarlos del vehículo a punta de pistola y obligarlos a subir a otra camioneta, como aconteció el 3 de marzo.

Activistas están indignados por la velocidad con que avanza el caso, mientras a los miles de casos de mexicanos nadie les hace caso.

Las autoridades mexicanas detuvieron a seis probables responsables del ataque, presuntamente integrantes del cártel del Golfo.

Los hechos de Matamoros tensaron las relaciones entre los gobiernos de México y Estados Unidos.

Hasta el momento, el intercambio comercial entre las regiones del sur de Texas y la ciudad tamaulipeca, no ha sufrido daños, de acuerdo a lo que reportan empresarios de la frontera,.

El presidente de la Unión de Comerciantes y Empresarios del Noreste (Ucen), Oscar Martínez Torres, aseguró que, a pesar de las alertas por violencia en ciertas regiones mexicanas, los ciudadanos estadounidenses próximos a Matamoros siguen pasando a la fronteriza ciudad porque saben las condiciones que existen y las zonas donde pueden transitar, como sus horarios.

Contáctanos