Cantó para sobrevivir 10 horas en alta mar tras caerse de crucero

La mujer de 46 años se cayó de la parte posterior del crucero Norwegian Star.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Rescatada tras 10 horas flotando en el mar

    El capitán del barco de rescate croata que encontró a Kay Longstaff, de 46 años, flotando a unas 45 millas náuticas de la costa de Croacia, dijo "afortunadamente para ella la vimos de inmediato porque levantó y agitó sus manos cuando nos vio". (Publicado lunes 20 de agosto de 2018)

    Una mujer se cayó de un crucero y pasó 10 horas en el mar Adriático cantando para mantenerse con vida, dijeron el lunes sus rescatadores.

    El capitán del barco de rescate croata que encontró a Kay Longstaff, de 46 años, flotando a unas 45 millas náuticas de la costa de Croacia, dijo "afortunadamente para ella la vimos de inmediato porque levantó y agitó sus manos cuando nos vio".

    Lovro Oreskovic le dijo al portal Glas Istre el lunes que Longstaff le dijo a la tripulación que practica yoga y que cantó para mantenerse despierta mientras flotaba.

    "Es un verdadero milagro que esté viva", dijo Oreskovic. "En el crucero creyeron que ella no. Es obvio que está muy en forma".

    Longstaff dijo que cayó desde la parte posterior del crucero Norwegian Star que navegaba hacia Venecia, Italia, poco antes de la medianoche del sábado. El barco lanzó una misión de rescate en el área de su caída, pero no pudo encontrarla.

    Unas 10 horas más tarde, fue rescatada por la guardia costera croata y llevada a un hospital en la ciudad de Pula para un examen de 24 horas.

    La directora del hospital, Irena Hristic, dijo que Longstaff sufrió estrés, pero que en general está bien de salud.

    "La mujer se ve joven, sana y es una persona atlética", dijo Hristic. "Ella dijo que nadó todo el tiempo y que estaba consciente".

    Dolores Brenko Skerjanc, de la autoridad portuaria croata, dijo a la emisora ​​estatal HRT que el mar Adriático es cálido en verano y que contribuyó a la supervivencia.

    "Pasó mucho tiempo en el agua, pero el mar ahora está bastante cálido y las posibilidades de supervivencia son mejores", dijo la directora.