Guatemala: muere pandillero que lideró escape de hospital

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Conoce a los jugadores de los Celtics

    CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Un pandillero que protagonizó un sangriento escape de un hospital público en 2017 murió el jueves al dispararse cuando el lugar donde se encontraba refugiado fue rodeado por la policía.

    El vocero de la Policía Nacional Civil, Pablo Castillo, confirmó por teléfono el fallecimiento de Anderson Daniel Cabrera, apodado el “Little Boy”.

    Detalló que desde la medianoche del miércoles la policía, con información de inteligencia, rodeó su casa aunque no fue hasta horas después de la madrugada que el prófugo se percató de la presencia policial.

    “Disparó contra la policía, luego pidió que dejaran salir a su pareja y a su hijo de 8 años. Cuando éstos salieron y mientras los bomberos los atendían por crisis nerviosa, se escuchó un disparó, al entrar vimos su cuerpo”, relató Castillo.

    La esposa dijo a la policía que antes de salir Cabrera le comentó que prefería morir en vez de regresar a prisión, agregó Castillo.

    Cabrera, pandillero de la temida Mara Salvatrucha, protagonizó un sangriento rescate en agosto de 2017 cuando varios miembros de su banda llegaron al Hospital Roosevelt, en pleno centro de la capital guatemalteca, para rescatarlo.

    El pandillero había salido a un pequeño chequeo médico. En el rescate los pandilleros mataron a siete personas, entre policías, pacientes y personas en la calle. También dejaron 12 heridos.

    El incidente conmocionó a la sociedad guatemalteca, generó críticas al sistema penitenciario y obligó a las autoridades a discutir y a cambiar la atención médica que se da fuera de los centros penales a reos de alta peligrosidad, así como reforzar la seguridad en los hospitales, en algunos incluso con unidades del ejército.

    Las autoridades habían ofrecido una recompensa de casi 20.000 dólares por información que llevase a la captura del pandillero. El prófugo cumplía una condena de 162 años de prisión por homicidio, conspiración para asesinar y extorción. Enfrentaba, además, proceso por otros delitos.