Retiran 14 gusanos del ojo de una mujer

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El Lugar Donde el Cuidado Pediátrico Va Más Allá del Físico
    Shutterstock
    Catorce gusanos pequeños fueron retirados del ojo izquierdo de Abby Beckley, de 26 años, en agosto de 2016. Imagen utilizada con propósitos ilustrativos.

    NUEVA YORK - Una mujer de Oregon a la que salieron gusanos en un ojo fue descrita como el primer caso humano conocido de una infección parasitaria propagada por moscas.

    Catorce gusanos pequeños fueron retirados del ojo izquierdo de Abby Beckley, de 26 años, en agosto de 2016. Los científicos informaron del caso el lunes.

    A Beckley le diagnosticaron Thelazia gulosa en agosto de 2016, un tipo de gusano que afecta los ojos del ganado principalmente, en casos vistos en el norte de Estados Unidos y el sur de Canadá, pero nunca antes en humanos.

    Estos gusanos son transmitidos por un tipo de mosca conocida como “mosca de cara”. Las moscas se alimentan de las lágrimas que lubrican los ojos, según los científicos.

    Beckley paseó en caballo y pescó en Gold Beach, Oregon, una zona costera dedicada a la ganadería y la agricultura.

    Después de una semana de irritación ocular, Beckley se sacó un gusano del ojo. Beckley acudió a los doctores, pero ella eliminó la mayoría de los demás gusanos en las semanas siguientes.

    Los gusanos eran translúcidos y cada uno tenía una longitud de menos de 1.25 centímetros.

    Después de sacar los 14 gusanos, ya no fueron encontrados más de esos parásitos en el ojo de la mujer y no tuvo otros síntomas.

    Los gusanos oculares son vistos en diversos tipos de animales, entre ellos gatos y perros. Pueden ser transmitidos por diferentes tipos de moscas.

    Antes se habían conocido un par de casos de infecciones de gusanos oculares tipo Thelasia, pero nunca uno de este tipo, según Richard Bradbury, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés). Bradbury fue el principal autor del estudio.

    El documento fue difundido en la publicación American Journal of Tropical Medicine and Hygiene.