De terror: las fresas con agujas se extienden de Australia a otro país