Lo atropellaron y acabó a 1,300 millas como una estrella viral