Llamas devastan residencia de tres pisos en Woburn