DISTURBIOS EN EL CAPITOLIO

Acusado de invadir el Capitolio habría trabajado para el FBI

El hombre sería el líder de un grupo ultraderechista Oath Keepers, según las autoridades.

NBC Universal, Inc.

WASHINGTON - Un hombre quien, según las autoridades, es el líder del grupo ultraderechista Oath Keepers, ayudó a organizar una red de extremistas y los lideró durante la toma al Capitolio de Estados Unidos a principios de enero había trabajado previamente para el FBI y por décadas tuvo lo que se conoce como habilitación de seguridad, dijo su abogado el lunes. 

Thomas Caldwell, quien se cree tiene un rol importante en la milicia, trabajó como jefe de sección para el FBI de 2009 a 2010 tras retirarse de la fuerza naval, indicó su abogado Thomas Plofchan en una moción para pedirle al juez que lo libere de la cárcel mientras espera por su juicio. 

La defensa asegura que Caldwell, quien negó ser parte de los Oath Keepers, ha tenido habilitación de seguridad desde 1979, que requiere que se le realicen múltiples investigaciones de antecedentes, según Plofchan. Caldwell también operó una firma de consultoría que hizo trabajo con información clasificada para el gobierno de EEUU precisó el abogado. 

“Ha sido investigado y hallado numerosas veces como una persona merecedora de la confianza del gobierno de Estados Unidos, como es indicado al darle habilitaciones de seguridad”, escribió Plofchan. 

La mayoría de los jefes de secciones en el FBI ascienden a través de los rangos del buró y no está claro si Caldwell fue contratado exactamente para esa posición o si tuvo algún otro cargo dentro de la agencia. El FBI no respondió inmediatamente la noche del lunes a solicitudes de comentario y el abogado de Caldwell tampoco respondió a preguntas sobre el trabajo de su cliente. 

Caldwell es una de las tres personas descritas como las autoridades como parte de los Oath Keepers, acusados el mes pasado con conspiración y que presuntamente tramaron el ataque al Capitolio con antelación. Ha estado detenido desde que fue arrestado en su vivienda en Berryville, Virginia, el 19 de enero. 

Su abogado niega que Caldwell estuvo en la toma al Capitolio y dijo que este tiene “limitaciones físicas” que prevendrían que un hombre de 66 años ingrese forzadamente a cualquier edificio. También dio que su cliente se retiró como teniente comandante de la marina y que es “100% un veterano discapacitado”.

Caldwell sufrió complicaciones relacionadas con una “lesión vinculada a su servicio”, incluyendo problemas en su espalda, hombros y rodillas, alega el abogado. En 2010, Caldwell se sometió a una cirugía de la columna, que más tarde devino en problemas crónicos y un diagnostico de estrés post traumático, de acuerdo con los documentos.

Estos mismos documentos muestran mensajes entre Caldwell y otros sobre coordinar habitaciones de hotel en el área de Washington días antes de la toma. En un mensaje de Facebook a Caldwell, alguien dice en inglés: “Probablemente te llamaré mañana… principalmente porque.. me gustaría saber cuál es tu p**** plan. Eres el hombre COMANDANTE”.

Falta el adjunto Refugiado en su oficina del Capitolio de EEUU, Remmington Belford oía gritos y golpes, pero tuvo que encender la televisión para ver qué pasaba: una muchedumbre había irrumpido en uno de los lugares más seguros del mundo y el instigador era nada más y nada menos que el presidente, Donald Trump, quien ahora se enfrenta a un juicio político.

Las autoridades indican que los Oath Keepers se comunicaron durante el ataque sobre la localización de los legisladores. En un punto durante el asalto, Caldwell recibió un mensaje que decía “todos los miembros están en los túneles bajo la capital”, según los documentos de la corte. “Enciérralos enciende el gas”, se leía. 

Caldwell está entre las casi 200 personas que han sido acusadas de crímenes federales en la toma al Capitolio. Los cargos incluyen interrumpir al Congreso, conducta desordenada y agresión. Un grupo especial de fiscales están sopesando cargos de sedición. 

Contáctanos