Georgia

Juez rechaza pedido de exjefe de Gabinete de Trump de mover su caso a una corte federal

El fallo puede repercutir negativamente en los otros imputados en Georgia, incluido el exmandatario.

EFE

WASHINGTON - Un juez rechazó este viernes la petición de Mark Meadows, exjefe de Gabinete del expresidente Donald Trump, de mover de un tribunal estatal a uno federal el caso por el que está imputado en Georgia por injerencia electoral.

Meadows compareció el pasado 28 de agosto en ese estado para defender su petición y recibió la respuesta este viernes.

MANTENTE INFORMADO

icon

Mira sin costo Telemundo Nueva Inglaterra, 24/7, donde quiera que estés.

icon

Recibe las noticias locales y los pronósticos del tiempo directo a tu email. Inscríbete para recibir newsletters de Telemundo Nueva Inglaterra aquí.

Trump, Meadows y otras 17 personas están imputadas en Georgia por intentar revertir los resultados de las elecciones presidenciales de 2020 allí, donde el demócrata Joe Biden se impuso por un estrecho margen de dos décimas (49.5%), el más estrecho de todo el país.

Meadows está acusado en concreto de solicitar a un funcionario público que incumpliera su juramento al cargo y por violación de la ley RICO, conocida por emplearse contra los integrantes de la mafia y utilizada para garantizar que los líderes de una asociación criminal, y no solo sus subordinados, rindan cuentas ante la Justicia.

Se le reprocha principalmente organizar la llamada en la que el 2 de enero de 2021 Trump pidió al secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, que "encontrara" 11,780 votos, uno más de los que había conseguido el demócrata Joe Biden allí.

Según el diario The Washington Post, Meadows declaró a finales de agosto que gran parte de su trabajo como Jefe de Gabinete era organizar llamadas y gestionar la agenda del entonces mandatario.

Así lo determinó un juez de Georgia. Para ver más de Telemundo, visita https://www.nbc.com/networks/telemundo

Agregó que estuvo presente en muchas reuniones y que escuchó muchas llamadas que eran de naturaleza política solo para dar por terminadas esas conversaciones en el momento adecuado.

Con el traslado del caso a un tribunal federal, según el diario The Hill, Meadows pretendía facilitar que se desestimaran sus cargos al invocar protecciones de inmunidad para los funcionarios federales.

Los 19 imputados estaban citados el pasado miércoles para la lectura formal de cargos en su contra y para que sostuvieran si se declaraban culpables o no culpables, pero antes de esa fecha todos ellos se declararon no culpables y renunciaron voluntariamente a su derecho a estar presentes en ese trámite.

La fiscal encargada del caso, la demócrata Fani Willis, propuso a la corte que el juicio arranque el 23 de octubre.

El juez mantuvo esa fecha solo para dos de los acusados, los letrados Kenneth Chesebro y Sidney Powell, pero todavía no se conoce la fecha del resto.

La decisión de este viernes de no mover el caso de Meadows a un tribunal federal podría tener repercusiones para otros acusados que pretenden lo mismo.

El propio Trump notificó este jueves al juez que sopesa pedir la transferencia del proceso, pero dispone de un mes para formalizar la solicitud. El plazo de 30 días arrancó el pasado 31 de agosto, fecha en la que el expresidente se declaró no culpable.

Contáctanos