Activistas de inmigración demandan a agentes federales