Corte Suprema

¿Tocar la bocina de tu auto es una forma de expresión? Corte Suprema analizará el tema

Generic Highway

El sonido de la bocina de un automóvil es suficiente para hacer que cualquier conductor o peatón gire la cabeza, pero una conductora de California está haciendo sonar la alarma sobre una espinosa cuestión constitucional.

En el caso de Porter contra Martínez, una mujer de California dice que se violaron sus derechos de libertad de expresión cuando recibió una multa por usar la bocina de su auto durante una protesta en 2017 en el condado de San Diego.

MANTENTE INFORMADO

icon

Mira sin costo Telemundo Nueva Inglaterra, 24/7, donde quiera que estés.

icon

Recibe las noticias locales y los pronósticos del tiempo directo a tu email. Inscríbete para recibir newsletters de Telemundo Nueva Inglaterra aquí.

Según el Centro Nacional de la Constitución, un juez sostuvo que un ayudante del sheriff tenía el poder de citar a una mujer que tocó la bocina de su auto en una manifestación de 2017 que protestaba contra el exrepresentante Darrell Issa.

La mujer fue citada en virtud de una ley de California que sostiene que las bocinas de los automóviles no deben usarse excepto en los casos en que lo requiera una “operación segura”, o como “sistema de alarma contra robo”.

La mujer alegó que se violaron sus derechos de la Primera Enmienda y que tocar la bocina en apoyo a los manifestantes era una expresión de sus opiniones políticas.

La Corte de Apelaciones del Circuito de Estados Unidos rechazó ese argumento a principios de este año y concluyó que la ley estaba diseñada estrictamente para garantizar la seguridad pública y, por lo tanto, no violaba la Primera Enmienda.

El caso formará parte del expediente de la Corte Suprema esta semana, según Autoblog.

Según el sitio web, tocar bocinas ha sido objeto de múltiples casos judiciales en Montana, Washington y Oregon. En los dos primeros estados, se utilizaron bocinas para mostrar desacuerdos con los vecinos y los tribunales fallaron en contra de los demandantes.

En el caso de Oregon, se decidió a favor de los manifestantes contra la Guerra del Golfo que utilizaron las bocinas de sus coches para mostrar su desaprobación de la invasión de Irak.

Contáctanos